MARLON “Cosas que no se pagan con dinero”

MARLON – “Cosas que no se pagan con dinero”

Warner Music

marlon cosas que no se pagan con dinero

Parecía que nunca iba a llegar el momento pero aquí lo tenemos. “Cosas que no se pagan con dinero” es el primer largo de los ya conocidos MARLON. Llevan ya muchos meses haciendo ruido, desde su EP pasando por singles como “Marzo en febrero” y conciertos como el pasado Arenal Sound o su sold out en Caracol hace unos meses.

Con lo bueno y malo que supone tener relaciones con chicas conocidas, MARLON esconde un grupo de amigos en su más sentido término. Amigos y músicos que han decidido pasárselo bien con todas las letras en la música, y lo consiguen. Se nota en sus conciertos pero ante todo en las distancias cortas.

Cuando en nuestras páginas publicamos la entrevista que hicimos con Adrián y Juan en persona, demostraban con sus palabras el amor por la música, por el rock y el pop y, ante todo, por pasárselo bien. Y eso es lo que hacen en “Cosas que no se pagan con dinero” esas que son diversión, chicas, rock and roll y la fiesta.

Todo eso es lo que engloba la música de estos jóvenes, conocidos también por el papel cuché pero que lejos de eso, se centran en canciones de desenfreno, mujeres, juerga y actitud. Para bien o para mal, para críticas o elogios, la vida de uno debe quedar en paralelo a la banda y centrarse en su buen talante musical.

Es este un debut fresco, que bebe del rock con guiños a Pereza véase la canción título, canalla y malvadamente pegatiza. Se dejan querer en lo melódico de “Idiota” o el rock añejo de “Princesas de barrio” siempre con pegadizos estribillos y la voz de Adrián, tan particular, “chulesca” y característica.

Se manejan muy bien en esas canciones de término medio “Me supo a poco” ritmos más cálidos y tranquilos, muy radiable, como en “Mi macarena”. Tienen esas canciones pop rock notables “Haz conmigo lo que quieras” y el tono canalla del rock con gusto “Todo va a ir bien”. Y también se gustan en los términos más lentos y comerciales, “Contigo” balada que cuenta con la voz de Leire de La Oreja de Vaan Gogh y el conocido y exitoso cierre “Marzo en febrero” lenta a piano en una demostración de amor y desamor entre Adrián y su pareja en la vida real, la actriz Ana Fernández, endulzándolo todo.

Y así, complicado de vender a los que busquen del rock más cuadrado y fácil, canalla por momentos y pegadizo para los que se deshacen de las etiquetas y lo que no es música para centrarse en canciones con tino rockero y popero a partes iguales para mostrar lo que quieren, pasárselo bien.

Miguel Rivera

Review

User Rating

0 (0 Votes)

Summary

7Score