GATIBU

GATIBU

Sala Caracol, Madrid

20/01/2019

Con el paso de los años, además de seguir sumando en la colección de grandes obras, GATIBU puede presumir de ser una de las bandas que cantan en euskera con mayor reconocimiento en el Estado. No es para menos, en disco son un grupo fiel a sus ideas y sonido, muy personal, animado y positivo. Todo eso se refleja en unos directos de una banda más que sólida, de cuatro grandes músicos que, allá por donde van, reciben aplausos y una acogida merecida siempre.

gatibu madrid caracol 2

Así fue anoche, cuando los de Gernika, un añito después, regresaban a la capital para mostrar las canciones de su nuevo y reciente legado “Azken indioak” donde, en tan solo siete temas, vuelven a mostrar sus cartas, las del ritmo, energía, buen rollo y calidez.

Lo que pudimos vivir en hora y 45 minutos fue toda una lección de rock vasco, de quien imprime esas melodías contagiosas, quien suena más que bien en una función liderada por la voz personal y poderosa de un grandísimo Alex Sardui, bailarín especial sobre las tablas para contentar a los suyos.

gatibu madrid caracol 2019

Y los suyos eran una abarrotada sala Caracol, que les hizo sentirse como en casa a lo largo de las nada menos que 22 canciones convertidas en un directo festivo. Mucho euskera en lo alto, mucho vasco en lo bajo y un completo recital disfrutable y mágico de un gusto musical impecable.

Son una de esas bandas tocadas por una varita mágica, incapaces de defraudar, que se acomodan en cualquier escenario para demostrar su buen tono. Así lo hicieron y conectaron con todos en cortes tan movidos y frenéticos como “Uhinak” abriendo con el in crescendo y enérgico “Gelditu zaitez”, llevándonos al baile de “Salto!” uno de sus cortes más atractivos o emocionarnos con “Iraultza alaia” donde Alex demuestra su portentosa voz llevada a los terrenos cálidos de quien compone con alma.

Un directo de siete temas iniciales para presentar con ritmo y sonrisa todos los temas por orden del nuevo disco. Disfrutable y bien pensado para hacer hincapié en siete temas donde ninguno sobra, y centrar después la fiesta en los muchos hits que ya tiene la banda en su dilatada trayectoria.

gatibu madrid

Es ahí donde, como conjunto, los de Gernika funcionan como una máquina engrasada hasta el mínimo detalle, sin fallos, rápidos cuando quieren, rockeros en otros, sentidos por momentos y, ante todo, festivos. Eso lo contagiaban con cada canción, especialmente con hits como “Bang-bang” convirtiendo la Caracol en una auténtica fiesta, con la entrega del público en clásicos como “Urepel” donde el grito y conexión fue unánime.

Y así, donde Alex convierte en danza cada canción, vibrábamos al ritmo de “Ez naitu epaitu”, “Euritan danztan” imposible no conectar, “Aske maitte, aske bizi” y, por supuesto, el cierre “Zeu, zeu” con el que terminar en todo lo alto y dejarnos una sonrisa de sábado. De esa manera, un día lluvioso y frío, muy vasco podríamos decir, quedó iluminado por una noche musical en la que, nuevamente, GATIBU brillaron en Madrid. Son muchas y las que están por venir.  Eskerrik asko.

Miguel Rivera