IZAL

IZAL

25/02/2017

WiZink Center,  Madrid

Fotos: Roberto Almendral

La carrera de IZAL es una de esas que siempre sueñas, de trabajo duro pero de enfermiza rapidez, la que en pocos años y tres discos después, les ha valido para conseguir lo que muy pocas bandas consiguen, llenar pabellones allí donde van.

izal wizink center 3

Y no pabellones cualquiera, el hecho de que su fin de gira tuviera como lugar el WiZink Center de Madrid con todo vendido más de un mes antes dice mucho de un grupo sólido, inteligente y que se ha mantenido en la brecha durante más de un año largo en directo. La magia de “”Copacabana” les ha servido para tocar aquí y fuera, Sudamérica y Estados Unidos, otro hito para el grupo referencia del indie actual.

Nadie dentro de su terreno (exceptuando Vetusta Morla) consigue lo que ellos, pero más aún con tan pocos discos en su haber e historia reciente.

La noche del sábado 25 de febrero servirá para que las retinas del grupo nunca olviden tener delante a 16000 personas y gargantas que apoyaron una fiesta de dos horas, que comenzaba con mucho ruído a modo de “Despedida” pero con “Hambre” de meternos en sus “Agujeros de gusano” donde los gritos son la bienvenida para terminar 23 temas después en todo lo alto con una fiesta que su emblema “El baile” cubrió de gloria ante la emoción de Mikel y compañía.

izal madrid 2017

Es esta una familia bien engrasada, que en esta mini gira fin de tour de 8 conciertos había querido cambiar un poco la escenografía. No les hacen falta artilugios ni grandes alardes de producción, unas pantallas para visionar el directo, algún que otro vídeo y colaboraciones bien escogidas, baile de Dieggo Garrido incluído, momento Zen de tambor y poco más, porque con eso vale.

Energía y buen sentido de la elección, desgranando “Copacabana” en su gran extensión, con momentos de entrega pura, de colaboraciones bien elegidas “La piedra invisible” sonó más profunda aún con Jorge Drexler sobre el escenario. De momentos que avanzan su futuro “Ruidoblanco” a modo de tema que escucharemos en 2018, cuando vuelvan con disco y gira.

izal wizink center

El sonido limpio del WiZink Center hacía que disfrutáramos y cantáramos canciones del brío de “Los seres que me llenan”, de “Oro y humo” o lo mágico que supone siempre “La mujer de verde” en esta ocasión secundada por Alberto y Álvaro de Miss Caffeina como nuevos invitados.

Momentos de deleite personal y orgullo familiar, el de Mikel y su “Pequeña gran revolución” que es su sobrina y sirve de inspiración o la magia que se vive cuando suena “Hacia el norte” con viento de Levante y con divertida previa audiovisual en forma de “Lo que el viento se llevó”. Evitar a la gente “Tóxica”, bailar y volvernos locos con hits de la envergadura de “Asuntos delicados” y “Pánico práctico”. La magia que desprende ver un pabellón repleto, que les emociona a ellos y que desvía la mirada por momentos hacia el infinito.

izal wizink center 2

Esa sinceridad de quien cree y sabe lo que hace, de quien disfruta convierte en una fiesta cada concierto, emociona y anima a seguir de cerca todo lo que hacen. “El baile” con sus globos sobre el escenario, el confeti y la magia de un final para recordar, sirven para sentirnos plenos y algo vacíos a su vez. Su retiro para grabar nuevo disco nos deja algo huérfanos, pero por poco tiempo. De momento, este directo supuso un regalo final con el que sentirnos satisfechos. IZAL ha grabado ya su nombre con letras de oro, y no han hecho más que comenzar.

Miguel Rivera

@rocktotalweb