KITAI

KITAI 

08/03/2019

La Riviera, Madrid

¡Vamos con todo! ese es el lema de unos KITAI crecidos y no es para menos. Una banda con mucho marketing detrás pero con solidez musical que defender en todo momento. Dos discos y unas tablas absolutas en unos directos incendiarios que bien define el título de la que es su última obra.

KITAI-8

Es por ello que la formación madrileña continúa sumando seguidores a su puesta en escena, agresiva, inteligente, atractiva y con un punch que muchas bandas de fuera quisieran. Van siempre con todo, se dejan la piel, lo sudan, se tiran al público, se vuelven locos y hacen cada vez mejor las cosas.

Con esa solidez y un par de huevos, u ovarios, la banda daba un paso más allá en la capital y de la Joy Eslava saltaban a La Riviera para poner punto y final a una poderosa gira de Pirómanos, en un final tour que debía dejar el listón más alto si cabe.

KITAI-12

Con un Deiv con el menisco dañado, algo que en el caso de otro batería hubiera sido motivo de ausencia, ellos prefirieron tirar para adelante, como grupo de rock indomable, ese que hace unos meses conseguía el Records Guiness tocando 24 horas en directo sin bajarse del escenario de la sala El Sol. De los que suben tarima sobre la gente para dar una lección a la batería y que se pueden disfrazar cual carnaval para dejar bien alta la fiesta.

Así son ellos, unos Pirómanos que nos dan muchas alegrías y cuya solvencia en directo volvía a quedar demostrada en una Riviera con una buena entrada, que sigue consolidando su “llamada” a ese público ávido de grandes emociones musicales, esas que manejan con grandeza y fuerza en cortes como “Fuego en la radio” incendiaria, “El enemigo”, Cadáver” o el punch musical que viene a ser “Sientes el golpe” con un pogo como ingrediente añadido.

KITAI-6

Álex es un ciclón de complexión delgada pero gran envergadura vocal, bien acompañado por la fuerza de Fabio al bajo, la potencia y técnica de David a la batería y Edu a la guitarra, esos pirómanos se convierten en algo agresivo lleno de talento sobre las tablas. Todo funciona con una gran clase musical y visual, esa que con luces apagadas nos ofrece una “Luz artficial” en mano de Álex, dando envergadura a uno de sus mejores temas para el que se acompañaban de su productor al teclado, Juanma Latorre de Vetusta Morla ante el clamor popular.

KITAI-1

Ellos son de los de “Tirar a matar” en lo musical con un speech por parte de Álex dejando claro que están aquí para seguir creciendo y dándo su vida en cuerpo y alma por lo que creen, que no es otra cosa que la música. Vivir de forma “Interestellar” para introducirnos en un mundo musical que para muchos queda “Lejos” y que ellos nos ofrecen muy cerca, con control y músculo para acompañarse siempre de buena gente, como el talento rap de Nikone, cuyo juego con Álex dota al inmersivo corte de una experiencia diferente.

KITAI-4

Con móviles en alto y la luz que ofrecen encendían a “Kitai” para entrar en una fiesta a la que añadían globos en el aire y entrar en un bloque musical de alta envergadura “H20”, el ritmo alocado de “Nací caballo” y la electrónica rock de su hitazo “He vuelto”. Imposible no moverse y disfrutar bajo la pasión de unos tipos que se van creciendo a cada tema y que en su recta final nos dejan sin aliento.

Hablando alto en el Día de la Mujer en la defensa por los derechos de ellas entrábamos en “Que vienen” donde Fabio se tiraba al público para seguir tocando, y en una recta final en la que ofrecían algo “Superior” que no era otra cosa que el dolorido Deivhook mostrando músculo y técnica en su ya conocida tarima transparente para, en medio de la sala y sujetado por el respetable, ofrecer ese solo impecable de un portento musical.

KITAI-10

Y entre aplausos, alabanzas y fotografías llegábamos al final de fiesta, no sin antes salir disfrazados de súper héroes en su versión del “Should i stay or should i go” y cerrar el fiestón cual “Riviera maya” junto a dinosaurios como coreografía de un poderoso espectáculo musical.

Así, y tras dos horas de pura piromanía musical, KITAI incendiaba La Riviera en el mejor de los sentidos, quemándonos todos a lo bonzo al son de unos grandes temas que en vivo, ensalzan aún más las cualidades absolutas de una banda como mucho recorrido y cosas que demostrar.

Texto: Miguel Rivera

Fotos: Arturo de Lucas