DINERO

Promotor: Live Nation

Fotos: Miguel Rivera

El grupo alicantino DINERO se convirtió nada más lanzar su disco debut hace algo más de un año en una de las sorpresas más atractivas del rock actual. Modernos, con garra y melodía y ante todo aires bailones, junto a una ristra de temas donde cada uno se convertía en single propio, supusieron ese debut que todo el mundo desea.

En todo este tiempo el trio ha ido curtiéndose en su mejor lugar, el directo y por ello, la oportunidad de verles por fin en una sala grande como Heineken nos obligó a desplazarnos en jueves, un día perfecto para ello.

OVNI era la banda que terminaba su actuación cuando llegamos y lo que más llamó la atención fue poco público congregado. Afortunadamente, para cuando DINERO irrumpía el escenario la sala tendría mucho más color, aunque no el requerido si hablamos de justicia en la música y es que la banda debería estar unos cuantos peldaños más arriba en estos momentos a tenor de su calidad y demoledor directo.

En poco más de una hora, la formación se comió la Heineken de forma literal, entrando en calor con su público desde el primer minuto hasta el último, sabiendo aprovechar todo momento para animar a su gente liderados por su vocalista Shean Marlholm quien otorga ese punto atractivo y movido. Temas como “Utópicos Anónimos” o “Lo Mismo” arrancaban los primeros aplausos, mientras que “Vaya Panorama” o “Qué más Da” nos seguían recordando lo bueno de su disco.

Una de las cosas más atractivas fue descubrir algunos de sus nuevos temas como “Tal Vez” o “Duelo de Titanes”, en espera de ese segundo lanzamiento, canciones que dejaron buen sabor de boca y que se iban intercalando con clásicos ya como “El Momento Perfecto” realmente adictiva o hits de la envergadura de “En Invierno” con todos cantándola o la bailona “No puedo Explicarlo Mejor”, pero Shean sabía que lo mejor estaba por llegar, y es que “Mentiras” suena tremenda en vivo junto al medio “El Fin del Mundo”, repasando a la perfección su eterno primer disco.

Aplausos, alegría y mucho movimiento entre sus acólitos para ir terminando sin olvidar una de sus mejores bazas “Trastorno Bipolar” y “Saboreal” habiendo disfrutado de algún que otro nuevo tema que no hace más que refrendar que lo suyo no es de casualidad.

Una vez más, y van unas cuantas DINERO volvió a dejar alto el pabellón, en un fin de semana esperemos que grandioso para la banda en sus conciertos por Durango y Barcelona. Madrid al menos volvió a vibrar con una actuación corta e intensa del mejor rock moderno en castellano.

Miguel Rivera