CARLOS SADNESS

“ME GUSTA NO GUSTARLE A CIERTA GENTE”

carlos sadness

“Diferentes tipos de luz” puede hacer referencia a las canciones en el sentido de la variedad y cambios que suponen.

Podría. Suena un poco a rock star pero viene de los muchos viajes que hice el año pasado, cuando estaba acabando el disco estaba yendo mucho a Latinoamerica y amanecía en un sitio u otro, en persona pero mi cabeza en realidad no, así que eran esas luces las que definían el disco. Por otro lado, es verdad que cada canción tiene una personalidad muy diferente. Tengo ganas de hacer canciones distintas, si veo que dos se parecen casi ya que ni la acabo.

“Amor papaya” la recuperas para el álbum.

La verdad es que surgió como canción de buen rollo con Caloncho sin idea de salir más que para Instagram, pero resultó ser un lanzamiento con más de un millón en YouTube en una semana y que tuvo gran impacto en los medios. Me daba pena dejarla fuera del disco aunque tuviera ya un año por todo lo que ha significado. No la quise dejar huérfana y por eso la he metido.

“Longitud de onda” ¿ha tenido buen feedback en estos primeros días?

La comparo con “Volcanes Dormidos” que a todo mi público le gustó pero no generó debate. Era muy mía y gustó, simplemente nada nuevo. “Longitud de onda” sí que ha generado comentarios, del tipo “es diferente”, “no paro de cantarla”… en su mayoría son comentarios positivos pero sí que ha creado una cadena de opiniones y eso me interesa, por eso es el single. Y no lo es por otra cosa, porque no la considero la mejor ni tampoco representa al disco, pero sí la que puede sorprender y crear expectativa. Hay que jugar con el single, que pase algo y tenga conversación, esa es la razón.

¿Crees que este disco es más tropical?

¿Tu lo crees? No sé, creo que no es tan alegre como el anterior, con recursos tropicales, exóticos pero más del rock surfero de los 70, con muchos slides, un lenguaje muy surfero, vintage y del rock and roll de Elvis, más clásico, y por supuesto ritmos reagges. Todo eso no lo tenía “La idea salvaje”. Sin ser el mundo de “la piña colada” sí que hay piña.

Catorce temas en el mundo del single.

Sí, son muchos, pero es una declaración en defensa del disco. Me gusta mucho sacar singles pero sólo uno no dibuja tu universo. Si tú tienes un discurso te gusta el disco, porque puedes manejar y hablar de todo. Si haces un tema puede que sea lento o rápido, pero solo eso, y el álbum te deja manejarte en todo, reflejar todos los tipos de luz que hay. En realidad dos temas ya se conocían, para mí es un disco de doce canciones.

Las marcas, ¿son importantes en la música?

Desde luego son un mecenas importante. Solo hay que ver los festivales donde tocas que suelen estar copados por marcas, como el alcohol. Está bien que alguien ponga pasta para la música y la marca elegirá con quién quiere relacionarse y con quien no, y viceversa. Yo fui embajador de Corona el año pasado y me han planteado otras marcas colaboraciones pero diferencia y elijo un poco qué y con quién quiero transmitir. Que los conciertos o festivales tengan un precio más asequible también es porque hay patrocinadores detrás. No hay que demonizarlas.

¿En otra vida te reencarnarías en un gato?

Hombre, si fueran a estar tan mimados como los míos podría ser.

¿Hay ganas de festivales?

Sí, aunque me gustan por igual las salas y los festivales. Vas imaginando ciertas canciones de cómo sonarán en un festival, cómo cogerán la canción en verano…

carlos sadness promo

Si tuvieras que “venderte” a una persona que no te ha escuchado…

Soy malísimo para eso. Cuando alguien no te conoce le tiras por varios lados, pop rock, alternativo, pero puede ser divertido pero no de coña… voy trazando un camino sinuoso y le digo que escuche esta canción o la otra según la persona. Y también incido en que lo que me gusta mucho es escribir letras, contar cosas… es muy complicado definirte.

¿Crees que la música tiene fronteras?

Pues mira, hay mucho heavy que luego me viene y me dice que es del rock duro pero que le gustan muchas canciones mías. Creo que la gente que me escucha suele ser gente bastante abierta pero que no escucha música comercial. Buscan canciones que le digan algo, que tengan originalidad, que sean letras españolas que digan cosas… es verdad que la masa indie es la mayoritaria pero también hay raperos, heavies … que me escuchan. Creo que las etiquetas están un poco en crisis. Mira el cartel del ARENAL SOUND te puede gustar más o menos pero etiquetas pno tiene, abarca muchísimo y diferente, es juvenil y fiestero pero poco más.

Que la gente crezca sin prejuicio de la etiqueta está bien porque va a permitir que el artista sea más abierto, porque cuando tienes un público muy purista también te lleva a repetirte. Es un poco lo que le pasó al hip hop español, tenía un público que no le dejaba hacer otra cosa. Al final teníamos grupos haciendo las mismas cosas y temática. Llegó el trap después y fue una revolución muy heavy, la gente necesitaba de eso, romper los cánones y escuchar algo nuevo. No significa que lo antiguo sea malo pero necesitas de una evolución, y creo que eso no es venderse, es ser atrevido y salir de la zona de confort y asumir un riesgo. Otra cosa es que tengan mucho orgullo y digan “lo real es lo mío”.

Cuando Limp Bizkit o Korn se pusieron a rapear pues el purista de Fear Factory pensaría que se habían vendido, pero creo que se trataba de abrir caminos nuevos.

¿Eso le pasará a la etiqueta indie?

Yo como escena ya no la veo en crecimiento. La gente que escucha indie seguirá consumiendo festivales indies, pero los más creciditos ya no piensan en esa etiqueta. De una manera natural el indie quedará como un estilo más pequeño y antiguo de manera natural, porque es lógico. No puedo preveer lo que pasará pero llegará un momento en el que no conecte con la gente más joven, igual que le pasó al metal, que no ha conectado con la gente más joven cuando parecía que mandaba. Lo que pasa que el indie es más flexible y le puede dar más vida. Cuanto más laxo sea un género quizás tendrá más vida.

El Instastories, ¿te dan vidilla las redes o es más un trabajo que tienes que hacer?

En realidad no soy tan activo, ahora sí porque hay disco nuevo, pero me puedo tirar dos días sin subir nada. Ahora, que es un canal ya no te digo necesario, es imprescindible si tu público tiene entre 20 y 30 años, pero no tienes que ser esclavo de las redes, no te debe condicionar tu estilo de vida, ni tienes que explicar cosas que no quieres. Es una herramienta chula, y nosotros hemos agotado La Riviera en Madrid dos meses antes sin cartel alguno. Solo pusimos un link de desliza en instastories y eso es genial. Al final es una herramienta que no puedes desestimar. Puedes tener un instagram con mucha gente y no significa que vayan a verte pero sí es una suerte poder informar así y tenerlo en cuenta.

carlos sadness 2

Que la televisión siga apostando solo por talent shows como OT ¿significa que solo interesa en formato competitivo?

Un poco sí. El factor reality es un pilar muy importante en estos órganos. Tampoco pienso que eso sea malo, porque peor sería que no hubiera nada de música en la tele. A mí no me molesta Operación Triunfo porque por muy real que sea el factor reality, están mostrando canciones, o tíos que componen y tienen talento y se habla de música en televisión.

Pero faltan música y grupos.

Está claro, debe haber música más allá de OT. Que la gente sepa que hay grandes artistas y mucha música que consumir ahí fuera, con universos muy interesantes. Pero no vas a poder seguir sus 24 horas, ni con quién está o de quién se enamora, pero la música es lo otro.

Es difícil que una banda llegue a niveles de estadios como los grupos de los ochenta por el negocio musical actual.

Es muy complicado, el consumo rápido de música no permite hacer ya estas carreras, pero no pasa nada. Antiguamente se escuchaba a un grupo quizás porque no había tanta oferta y variedad. Obviamente grupos como los Rolling de no ser buenos no estarían ahí pero que muchos grupos han llegado porque no había más también es cierto. Ahora hay que currárselo a saco y eso es bueno. Pero esos números de asistencia y de ventas me cuesta imaginar que lleguen grupos a hacer eso. Ojalá me equivoque. Habrá que ver dónde estamos todos esos músicos dentro de 20 años.

Una vez SÔBER me dijo eso de “habrá que ver dentro de 25 años dónde están muchas bandas de hoy” en referencia a algunos grupos de éxito.

Es verdad, pero es que Sôber es quizás el único grupo de rock que se ha mantenido y muy bien tras 25 años en lo alto. Estoy seguro que Vetusta o Love of Lesbian seguirán tocando, aunque no sé a qué nivel. Lo que hay que hacer es que los chavales continúen escuchando música y no sea cosa de viejos.

La sensación que se ve en televisión en torno a la política en Barcelona…

Te puedo decir que una persona de fuera de Cataluña si quiere saber cómo se viven las cosas allí debe dejar de ver los medios porque polarizan muchísimo, enfrentan cada vez más. Leemos muchas cosas que casi parecen mentira buscando el titular, el click, la confusión… es desagradable. Pero en Barcelona se vive en absoluta armonía y no solo existe el sí y el no, hay muchos más entendimientos, y la gente no se pelea por eso, y te lo digo de verdad. Lo que pasa que la noticia nunca sale del entendimiento y empatía, la noticia bebe de la polaridad. Es una lástima que parezca que el periodismo viva de eso, porque lo que hace es dividir a la gente.

En el periodismo musical también se busca el clickbait jugando con las palabras del artista.

A mi me ha pasado solo con el periódico El Español, jugando con las palabras donde les importaba únicamente lo que un tío de Cataluña pudiera decir buscando el click, les daba igual lo que yo les contara sobre música, pero de todo se aprende. Yo no voy a pelearme con nadie por sus ideas.

¿Lees las críticas?

Sí, las de algunos medios, pero no es algo que persiga. Cuando saqué “La Idea Salvaje” leí una que decía “No ha arriesgado” y no entendí mucho eso de “no arriesgado” pero para mí sí que lo hice porque tenía otra sonoridad cero de indie español, letras… creo que no había nada igual, y luego han salido cosas más tropicales y festivaleras, sí que era algo arriesgado, diferente, que igual no se pillaba muy bien.

En cualquier caso no deja de ser la opinión de alguien aunque sea periodista. Nunca esperé llegar a tanta gente, y entiendo que haya a gente a la que no le guste, a mí también hay gente que no me gusta. Es más, me gusta no gustarle a cierta gente, yo veo a un cuñado y espero no gustarle (risas), mola no gustarle a la gente que no me gusta a mi.

Miguel Rivera

@rocktotalweb