IZAL

ALTO Y CLARO

“Copacabana” es la clara confirmación de una banda sin igual dentro del terreno independiente. IZAL ha sabido forjar una carrera de grado en muy poco tiempo. Con su nueva obra la formación vuelve a auparse por encima del resto en un disco notable, donde la vitalidad y cierta oscuridad se dan cita. Un álbum cuidado al detalle, tanto como sus directos. Nos reunimos con ellos en Azuqueca de Henares y compartimos confidencias, hablando muy claro sobre su momento y la industria. Señores, con ustedes IZAL en todo su esplendor.

izal

Carrera ascendente y rápida como pocas, ¿alguna vez soñasteis que pasaría?

Todo el mundo lo ve como algo que quiere que suceda pero que no va a pasar, que te puedes quedar a mitad del camino, pero hemos llegado y sí, estamos encantados.

Sí lo sueñas, si salíamos todos los fines de semana a tocar por España no solo era por amor al arte, que también, por supuesto, pero todos nos queríamos dedicar a esto. Cuando empezamos nos reunimos cinco personas que teníamos que tener claro que en algún momento de sus vidas igual tenían que sacrificar su vida profesional e incluso algo de personal, y que estuviéramos todos dispuestos. Bajo esa premisa se forma IZAL y esa quizás es una de las claves, que todos remáramos con la misma intensidad, con el mismo objetivo y sueño, y hemos ido dando pasos hasta llegar aquí.

Llenar el pasado abril en el Palacio de los Deportes en Madrid, ¿cómo se vive un día como ese?

Pues con nerviosismo, todos estábamos algo inquietos pero a su vez con ganas e intensidad por hacerlo, algo ansiosos, todos estábamos como perplejos, no fuimos conscientes hasta el día siguiente cuando pudimos ver vídeos y fotos. En el momento del directo intentamos concentrarnos y no dejar abrumarnos por la situación, porque eran 12000 personas que venían a vernos solo a nosotros, no como en un festival que igual hay el doble pero no de lo tuyo completamente. Era algo real.

El evento es tan importante para nosotros que estuvimos pasando por diferentes estados los días anteriores, muy nervioso porque era importantísimo.

Fue nuestro concierto más importante y lo retransmitía la radio, y eso hace que te concentres más y también estés más ansioso por hacerlo. Hicimos videoclip, colaboraciones que nunca habíamos llevado, grabamos un tema en vivo, había muchas circunstancias pero lo disfrutamos mucho.

izal-entrevista

Habéis estado firmando en Fnac recientemente, ¿qué feedback hay en los primeros días de salida del disco?

Está siendo bastante positiva. Primero lanzamos el single “Copacabana” y ya pintaba bien en cuanto aceptación de la gente y ya una vez en las tiendas, en general parece que hay muy buen rollo, que gusta mucho.

Es muy sorprendente la acogida que está teniendo el álbum, muy extraño porque un tercer disco sin factor sorpresa para la gente suele ser más complicado porque ya es algo conocido, suele suscitar recelo porque puede ser más de lo mismo, pero la sensación es muy buena, la que nos seguía está acogiéndolo de forma espectacular, con un sonido que ya conocen aunque con direcciones nuevas, que gusta mucho. Estamos súper felices.

El hecho de “Copacabana” que da a pensar en playa, bebida, sol… a la hora de grabar, ¿era un disco positivo en mente?

En cuanto en contenido temático hay de todo, como siempre, siempre ha habido mucha luz y mucha sombra, y el concepto es ese, que igual lo que tu decías, playa y garitos, pero también está el punto sórdido de algunos lugares, de hecho el aspecto visual está inspirado en ese doble juego de lo festivo, neón y lo feo de lo que puedes encontrarte también en esos garitos. Y a nivel de letras de todo, son experiencias de la vida y como ésta, hay cosas buenas y malas.

¿Creéis que el indie es una moda pasajera?

No entendemos el indie como forma o género musical como el rock. Es pop rock en castellano de toda la vida, y el término indie debería hacer título a la independencia en la forma de trabajo en una banda. Autogestionarse, comérselo todo uno… esas cosas e IZAL en eso somos una de las bandas más indies que puede haber. Pero si lo llevamos a un término musical no creo tengamos que ver con esa forma musical, que para nosotros no existe, somos completamente independientes en ese sentido.

Y como tendencia de moda, será lo más habitual, porque no habrá sellos, más que igual alguna multinacional que siga, pero la autogestión estará en auge, o eso al menos es lo que creemos. Igual en el futuro hay otra historia que hace que la música nazca de otra forma.

iza-rocktotal

Vosotros seguís trabajando con autogestión, ¿cómo se lleva?

Los comienzos siempre son duros, para cualquier banda, te enfrentas al reto de grabar un disco lo mejor posible, con horas de estudio, dinero… al comienzo en los dos primeros no tuvimos más forma que el crowdfunding, siendo deficitarios. Ahora podemos dejarlo para otros grupos que lo necesitan y con un colchoncito hemos podido seguir y ahora dar gracias. Nosotros siempre hemos sido reticentes de discográficas, sabemos lo que implica porque llevamos mucho en esto, y sabemos que en un sello no tienes esa libertad creativa que tenemos de esta forma. Nosotros hemos podido salir con crowfunding, y desde aquí recomendamos a las bandas que empiezan, que si pueden hagan el esfuerzo de intentar salir por ellas mismas. De toda la vida el contrato con una discográfica para bandas nuevas son contratos leoninos, que te venden un oasis en el desierto, tu firmas y luego igual se convierte en un espejismo.

Todo depende si tu circunstancia vital te deja salir por tus propios medios o necesitas apoyarte en alguien.

Vosotros, imagino, habéis recibido numerosas ofertas discográficas, el hecho de seguir así ¿es por lo comentado?

Es que vivimos una situación privilegiada en este país, el pastel nos lo comemos la misma familia de siempre, lo cocinamos todos los días y no tenemos que darle una pedazo de parte a nadie, y vemos que siguen pidiendo comer muy bien en sus ofertas, así que lo que nos piden a cambio no tiene sentido para nosotros, casi no lo llamamos oferta, no nos ha llegado nada y no nos parece medio lógico, igual no piensan que saben que podemos seguir nosotros solo, además de tener claro que no podrían elegir un single, una letra, un sonido, por todas esas cosas no pasaríamos, no podrían decidir nada, sería una cosa de logística más bien, de ser más visibles, promo y distribución, pero hemos vivido sin eso, y por eso ¿qué te vamos a dar? Pues poco.

Y hablamos sin cerrar puertas, pero hasta el momento lo que ofrecen no tiene ninguna lógica, igual cuando sepan todo lo que acabamos de contar, igual ofrecen algo mucho mejor y podemos hablar. Hasta el día de hoy, no. Tenemos cero prejuicios y cero demonización con las discográficas, pero hay que tener las cosas claras.

Proponen algo con un alto interés, y no tiene mucho sentido, si se buscara algo más grande artísticamente hablando, perfecto, pero vienen con un crédito que no es a fondo perdido, si no una especie de gran hipoteca.

En algún momento ¿creéis que una banda toca techo?

El mundo es tan grande y la música también, que no. Como músico sigues buscando la canción perfecta, de superar tus discos, directos… no hay algo imposible, por la parte artística no hay techo. Y en vivo tampoco, siempre decimos que queremos tocar en Glastombury, pero aun lográndolo habría otra cosa más, ni el más grande de los artistas creemos que haya alcanzado un tope.

Miguel Rivera