KITAI

“VAMOS CON TODO”

KITAI demostró con su debut “Que vienen” una personalidad y arrojo inusuales para una banda de comienzo precoz. La formación se ha consolidado en estos 3 años a base de conciertos en los que han ido aglutinando y sumando adeptos a su causa. Potencia sonora, melodías y, ante todo, una presencia en escena bestial. Ahora, con su segundo largo “Pirómanos” la banda se consolida y toma cartas en el asunto para ofrecer una versión “Kitai 2.0” podríamos decir que homologada. Sello propio y aspecto visual rojo fuego para arropar un directo que va a impactar. El primer asalto el 3 de noviembre en la sala Joy Eslava con casi todo vendido ya. Nos juntamos con estos cuatro “pirómanos” y hablamos de KITAI en toda su amplitud. 

kitai piromanos

Comencemos hablando del concierto del día 3 de noviembre en Joy Eslava de Madrid, un gran salto sin haber sacado el disco.

Pues sí, buena observación pero nos sentimos muy ilusionados, con la filosofía KITAI, con muchas ganas. Somos un grupo que no paramos porque hemos empalmado la gira de “Que vienen” con este disco. Hemos mimado hasta el más mínimo detalle todo, sonoro, visual… dar como un paso más tanto en disco como en el escenario. Queremos ofrecer un show más impactante. Afrontar una fecha como esta es máxima ilusión para nosotros, para presentar todo ese trabajo que hay detrás. No hay farol, vamos con todo para que la gente disfrute más aún de nosotros.

Es una profesionalización de la banda en todos los sentidos. Venimos de tocar en muchos festis con técnicos de sonido muy buenos pero ahora tenemos el nuestro propio, mostrando unos KITAI 2.0 por decirlo de algún modo. Hemos aprendido mucho en el estudio con la producción de Juanma Latorre. Son muchos meses de curro tanto en directo como en estudio, ardemos en ganas de mostrarlo y la Joy será el primer impacto. Hemos tardado 3 años con sold outs en El Sol hasta vernos capaces ahora, no hay nada de mentira. Es un poco lo que vendemos, la pura realidad, y máxima emoción.

¿Habéis notado variedad de público desde vuestros primeros EP’s hasta ahora?

Pues sí, hay variedad enorme desde estilos a edades, y eso también es gracias a tocar en festivales de todo tipo, desde metal, indie a rock urbano. Esa diversidad hace que tengamos un público tan diverso que se extraña incluso el mismo de verse entre tanta gente diferente, y eso nos flipa.

¿Qué creéis ofrecéis para que os llamen esos festivales tan diferentes?

En ese sentido tenemos como decía Lorca “ese duende”. A veces hay grupos que tocan que te mueres pero no llegan. Nosotros quizás causamos sensaciones en la gente que no dejan indiferente, y eso es lo que ven los promotores que también son espectadores de todo y apuestan por ello. Desde un Sonorama más independiente a un Resurrection de gente del metal, y gustas en ambos ámbitos. Tocamos muchos palos y eso es lo mejor que nos puede pasar.

No vendemos nada sobre el escenario, tocamos y te decimos lo que somos realmente. Las personas quieren ver a cuatro tíos como ellos, en un escenario, haciendo lo que les flipa. Lo que ves que hacemos, es lo que nos gusta.

“Pirómanos” tiene un sonido más evolucionado, más moderno, ¿era algo buscado?

Cuando empiezas no piensas en todas las cosas que ahora sí tienes en cuenta. Vas madurando en lo musical y en el escenario, y además nos divertimos. Hemos creado una nueva fase con cuatro chaquetas para sentirnos juntos e iguales como 4 superhéroes. Tenemos una estética, un color corporativo que es el rojo para esta etapa, y no solo es una cuestión comercial, es algo ya personal. Podía haber sido otra cosa pero ahora se nos ha ocurrido esto y para adelante.

Y para el desarrollo sonoro también ha influido mucho Juanma Latorre que ha conseguido coger a KITAI para decirnos “me gusta mucho lo que hacéis y podemos seguir o explorar nuevos elementos y aprender más con ello”. Y eso es lo que hemos hecho, un trabajo más profundo dando un sentido general diferente, y esa mano se nota muchísimo.

Ese aspecto visual a veces marca en el espectador, como las imágenes de Deivhook sobre la tabla de metacrilato de Yamaha.

Trabajamos todos esos aspectos mucho. La idea de la tarima empezó en enero. Empezamos a trabajar con Yamaha y presentamos la idea sobre una tarima de madera. Creíamos que podía dar juego y nos sentamos con ese concepto. Lo presentamos a Javier Ochoa su responsable y me comentó de hacerlo con metacrilato para que te viera la gente desde abajo. Ha sido un éxito total, lo hemos hecho en 7 u 8 festivales y ha creado impacto, tanto para el que está ahí como en fotos en redes sociales. Sin ser esa nuestra intención pues ha gustado, y como buenos cocineros que somos, nos gusta que coman nuestra comida.

Es también anecdótico porque aunque comenzó en la cabeza de Deivid, todo surgió en la Plaza del Trigo del Sonorama de 2016 comentando que había que tirarse sobre el público y Deivid dijo “algún día me tiraré yo” y de ahí comenzó a forjarse la idea de la tarima. Hacemos protagonista al público de otra manera, formando parte de esto.

Llama la atención de la intensidad y toque casi espacial de “Lejos” una balada diferente.

Sí, es verdad. A Juanma le gusta mucho ese tema porque le transmite un rollo mantra. Ha sido la canción que salió con más facilidad de todo el disco. La trajo Álex, se la enseñó a Deivid y lo llevaron al local y fuimos trabajando el tema, pero adaptándola al rollo de “Pirómanos” más moderno incorporando sintetizadores y con la ayuda de Juanma salió lo que has escuchado.

kitai

Cuando salieron las entradas a la venta para la Joy, ¿surgieron nervios?

Realmente no, porque vimos nada más sacar la oferta que en las seis primeras horas vendimos lo que sacamos. Estuvimos flipando, porque como decías, no hemos sacado el disco aún. Es un voto de confianza hacia ti, y más saliendo en agosto que era pleno verano. Esperamos no defraudar porque confiamos en este disco y en lo que hemos hecho.

Que las marcas apuesten por la música, bienvenido sea.

Totalmente, la gente de los festivales también tiene que comer y recurrir a los patrocinios es algo inherente. Además, cualquier apuesta por la música es algo bueno.

Mirando desde que comenzarais hasta ahora, ¿cambiaríais algo de vuestro recorrido?

No, porque eso mismo es lo que nos ha llevado hasta aquí, y estamos contentos con ellos. Estamos en un momento de plena felicidad, nos va todo genial, la progresión ha sido la esperada.

A nivel humano también nos sentimos llenos, como personas estamos plenamente unidos, como una familia, sabemos entendernos mejor que nunca y cada día más, y eso se refleja en disco y sobre el escenario.

Miguel Rivera

@rocktotalweb