DINERO

PARTIENDO DE CERO

Con el paso del tiempo ha quedado demostrado que DINERO es uno de los grupos con mayor personalidad del rock nacional. Capaces de gustar a un amplio sector de público, la formación se ha manejado como pocas ante las vicisitudes y todo en una carrera que marca 4 discos de gran calidad. “Cero” es su último legado, ese que viene de una etapa algo convulsa y que les devuelve a la actualidad reforzados anímicamente. Canciones de calidad y un directo sobrado que ahora funciona como cuarteto de manera espectacular. Hablamos con su líder Sean antes de su actuación en Madrid. 

dinero

Empecemos con honestidad, ¿cómo está funcionando la cosa en directo?

Bien. Lo primero es decir que hemos incorporado a un nuevo miembro en la banda para tocar las canciones de este último disco “Cero” que se planteó como un álbum de hacer y meter lo que nos diera la gana. Las canciones de los primeros tres discos, aun defendiéndolas con 3 miembros ahora han crecido en cuanto a matices siendo 4 sobre escenario. Nos costó arrancar porque empezamos la gira nada más sacar el disco y no tenía recorrido. El nivel de público entonces estuvo muy bien si tenemos en cuenta que habíamos aumentado aforo en Andalucía con respecto a antaño. Pero sí que podíamos haber esperado algo más de público si el disco hubiera tenido más tiempo en la calle. En cualquier caso muy contentos con la acogida y el recibimiento en las primeras fechas.

Hoy en día tienes que acostumbrarte a no saber muy bien qué va a ocurrir. Ahora la gente se piensa dos veces antes de comprar una entrada, no se pueden permitir gastarse el dinero que igual no pueden recuperar después si surge otro plan, se la juegan un poco al último día y nos acojonan a las bandas, pero los últimos dos días siempre se anima y al final resulta un subidón como en Alicante o Barcelona.

¿Qué acogida ha tenido “Cero” en este tiempo, siendo quizás un paso diferente para vosotros?

Sí, es una especie de cierre de etapa anterior e inicio de una nueva. No renegamos de lo hecho anteriormente pero sí que necesitábamos abrirnos a otra cosa, a probar nuevas historias y no cerrarnos al formato trío incluso a la hora de componer. A mi quizás las letras son lo que más me han costado en este disco y el resultado me encanta. Hicimos 17 canciones y curiosamente las que hemos metido son las primeras que hice. Muestra una nueva vertiente musical en su primera parte y quizás la continuidad en la segunda  pero todo con mucha congruencia.

No sé si el entrar en festivales de indie pero hacer una vertiente más rock os ha perjudicado en algo o al revés, beneficiado en cuanto a público.

Creo que, independientemente de lo que quieran hacer creer promotores o la prensa, la gente a la hora de gustos musicales es más variada. Es verdad que somos lo más cañero que escuchan algunas personas o lo más light para otras y ese abanico es una suerte por poder encajar en un festival indie como de rock. Creo que estamos en una buena posición, y al principio aún sabiendo que estábamos en tierra de nadie las cosas han fluido más bien que mal.

Tengo cierta impresión que vuestro tercer disco DNR si bien fue un gran trabajo se quedo en una especie de “tierra de nadie” en directo.

El tercer álbum tuvo una gira a medias. Salió a comienzos de 2014 y a los 3 meses Rubén abandonó la banda, entramos en cisma con nuestros managers y había presentaciones cerradas que no se pudieron hacer. Con cambio de management pasando a Hook la idea fue hacer festivales pero no se podía trabajar bien con un disco ya a medias. Hicimos muchos festis pero es verdad que la gira y la promoción se quedaron a medias.

Hemos notado también que en bastantes sitios gustó DNR y mucho, y ahora vemos que hay canciones de ese álbum que incluimos en nuestro repertorio actualmente con muy buena acogida, y eso lo perdimos en su momento.

dinero joy eslava

Un primer disco más abierto y bailable y en la última etapa más rockero. ¿Se ha perdido o se ha sumado público?

Creo que más allá aun. Tenemos público fiel de DINERO al que todos nuestros discos le ha gustado. Otro que gusta de canciones como “En invierno” y algún hit más y ya, que quizás es gente más del indie y de festivales, fan de singles pero que no son realmente seguidores de esos grupos, y luego tenemos los que se han ido ganando con el tiempo.

DNR fue un disco de una etapa muy oscura de la que Rubi no aguantó y decidió bajarse del carro. Hicimos un disco más duro, de rabia noventera porque estaba todo muy mal y dijimos “si hay que morir lo haremos matando”. Teníamos por tanto el disco bailable, el primero, el rock del segundo y el hard rock del tercero, una etapa para pasar página y hacer “Cero” con total libertad creativa. Y aquí estamos.

No sé si hay sentimientos encontrados de que todo eso puede haber afectado a la banda en el sentido de tener tan buenos trabajos y no haber quizás dado el salto definitivo o de estar un peldaño por encima.

Creo que los singles son carta de presentación y muchas veces por falta de medios económicos en la vida de un disco se quedan temas sin poderles dar tanta repercusión o la que merecen. Esas canciones que podían haber llevado la banda a otro nivel como en el caso de  “Tal vez” en el segundo disco o “Efecto granada”. Son canciones que podían funcionar muy bien a nivel masivo. DNR creo que no está totalmente representado por “Duelo de titanes” o “Dinamita” que fueron sus singles, son demasiado parecidas como haberlas sacado como adelantos, teniendo muy buenos temas dentro del mismo como para haber llegado a más gente. El disco murió demasiado pronto pero hay cosas que están alrededor de una banda que hay controlar y en ese momento pasó lo que pasó.

Teníamos miedo con este álbum po haber tardado demasiado en aparecer forjando nuevamente los cimientos. Ahora hemos visto que cuesta arrancar y volver a recuperar a alguna gente que se ha olvidado un poco, pero todo es cuestión de tiempo.

La cuidada producción, ¿es la que más contento te deja?

Sí, estoy muy satisfecho porque es la primera vez que ha quedado tal cual queríamos y el resultado al que creía se podía llegar. En cierto proceso de la grabación me dejaron tomar las riendas de la grabación y no tengo ninguna pega. Me ha costado mis horas y mucho sueño.

El contar con tu hermana en una de las mejores canciones como  “Tan real”. ¿Lo tenías en la cabeza?

La canción pasa por un momento complicado de ella, con un estribillo que tuve en mi cabeza. Se lo mostré y se emocionó y después la desarrollé de un modo que quizás por su sencillez quería contar con mi hermana, porque me parecía lo más lógico, quería que aportara algo creativo, y creo que fue un acierto.

Tocar en Joy en Madrid, ¿asusta?

Sí porque el listón con nosotros aquí está alto. Habiendo estado casi desaparecidos 3 años a excepción de conciertos puntuales y festivales, pues preocupa, porque es una carta de presentación para todo lo demás a nivel mediático. Estamos preparando algo muy chulo, un concierto que incluso para el que nos haya visto será algo nuevo. Se llene o no se llene, va a ser algo especial.

¿Ha sido un “volver a empezar”?

Bueno, más bien cerrar una etapa. La marcha de Rubi marcó un momento y luego muchos cambios, management, departamento de Warner, nueva banda, equipo de trabajo y música, pero sin renegar de nada. Las canciones antiguas encajan muy bien y toda esa variedad le da una evolución que nos lleva hasta hoy.

Miguel Rivera

@rocktotalweb 

Entradas concierto Joy Eslava.