SANTERO Y LOS MUCHACHOS

ROCK VESTIDO DE ETIQUETA

La banda del rock reposado, como ellos mismos se etiquetaron, está de vuelta. SANTERO Y LOS MUCHACHOS vuelve a ofrecer una elegante lección musical en “Rioflorido” marqueses de lo musical que dejan su impronta en unos temas donde ahora, buscan más variedad y personalidad si cabe. El resultado es de esos que en directo te marcan, damos fe. Nos juntamos con ellos para conocer un poco más este nuevo legado musical.

santero y los muchachos rocktotal 2

Os estáis volviendo un grupo de día tocando a mediodía en Valencia, en Pamplona o Mundaka, ¿cómo lo vivís?

Miguel Ángel: Sí, somos grupo vermut (risas). A nosotros nos encanta, hagas lo que hagas, ya sucedía con La Pulquería. A las 17 horas tiene menos pretensiones por parte del público, como si esperara menos de ti y terminas sorprendiendo más. Es muy simpático y llevadero tocar a esas horas, y hemos hecho piña y seguidores en esas actuaciones.

Soni: El público es muy diverso, hay niños, gente joven, adulta y público que no ha ido a verte.

¿Por qué ir a un palacete del siglo XVIII a grabar este disco “Rioflorido”?

Miguel Ángel: Por parecernos un poco a los Rolling (risas). En realidad alguien nos enseñó ese lugar y sin más pretensión que la de que nos quedaba cerca. Está paralizado en el tiempo, de finales de 1700 y hasta hace quince años había vivido el último noble. Quien nos los dejó nos preguntó “si estábamos seguros” porque solo estaban las paredes, techo, escalinatas… más bien abandonado y sin luz pero con mucha magia. Le dimos luz, nos metimos a componer, a pensar, y al final a grabar y darle forma al videoclip. De todo ello surgió parte del concepto del disco y el título “Rioflorido”, que fue el primer marqués que habitó el lugar.

Processed with VSCO with q4 preset

¿Qué creéis que diferencia “Rioflorido” con respecto a vuestro debut?

Joseman: Pues quizás es más enérgico y dinámico. Era el siguiente paso obligado o evolución con respecto a nuestro primer lanzamiento, que venía cosechado de tiempo atrás y sin pretensiones. Tuvo canciones que no se concibieron para un disco o grupo como “Estés donde estés”. En realidad nosotros, aunque no lo hemos dicho mucho, hacemos mucha música para publicidad, y ese bolero lo convertimos en lo que es para una película. Fue surgiendo todo y ahora todo está más hecho a medida, música en forma de traje entallado para el Marqués de Rioflorido.

Tenéis la etiqueta de rock reposado, ¿qué público conlleva eso?

Miguel Ángel: Nos encontramos un público muy variado, tanto en edades como en estilos. Gente que escucha indie, rock and roll, folk… porque realmente cuando algo nos pesa demasiado tratamos de equilibrarlo porque nos cansamos de parecer una etiqueta concreta, es nuestra exigencia y equilibrio que hacen que haya público diverso. Pero al final lo importante para que te escuchen es que haya canciones.

¿Qué es lo que hace que uno conecte con el grupo? 

Miguel Ángel: Cuando terminamos los directos firmamos, charlamos con la gente y hablan mucho de las letras, algo que te llena, donde la gente se ve reflejada y te aporta sensaciones. Yo aprendí a escribir con La Pulquería y he seguido desarrollándolo aquí con Santero y los Muchachos. Hay que contar cosas, y por la edad que tenemos hacemos canciones que cuentan cosas y la gente por lo que vemos conecta con ellas.

Processed with VSCO with fn16 preset

¿Qué tipo de festivales os llaman teniendo en cuenta vuestra música?

Joseman: El otro día en un pequeño show acústico una persona del público dijo que éramos la banda que más había recomendado y que mejor había funcionado como recomendación. Esto es lo que al final nos puede dar poder para llegar a estar en más eventos y festivales, porque el boca a boca te posiciona.

Los teatros ¿son un buen lugar para vosotros?

Soni: En Valencia con “Ventura” lo hicimos y funcionó muy bien. No hemos inventado nada pero sí que hay un resurgir de hacer ciertas cosas en teatros y la gente lo entendió bien con un buen recibimiento.

Miguel Ángel: Lo hicimos porque llevaba pocos días el disco en la calle y siendo una música más tranquila quería personalmente meter a la gente en las historias de las canciones, crear un cierto tipo de clímax con proyecciones, algo diferente para el espectador y oyente. Salió genial y no hemos vuelto a hacer pero que volveríamos a ello encantados.

¿En Valencia funcionáis?

Sí, muy bien, y en Madrid también, de hecho es alucinante porque la oferta en la capital es brutal, supongo que habrá gente para todo pero siempre nos va muy bien.

Joseman: Mucha gente de Madrid va al Montgorock y es verdad que hemos cogido gran parte del público madrileño gracias al Montgorock.

¿Vivir de esto es utópico?

Miguel Ángel: Yo vivo de la música porque toco en más bandas, pero de un proyecto solo es una ilusión. En cualquier caso, dure lo que dure Santero y los Muchachos tenemos ya dos discos y muy contentos con ello.

santero y los muchachos rocktotal 1

La Pulquería, ¿dijo adiós de verdad?

Miguel Ángel: Sí. La Pulquería fue algo que quedó congelado, yo ahora estoy con esto y Gerardo va a lanzar disco con su nuevo proyecto HURACÁN ROMÁNTICA. Coincidimos en Albacete y creo que tiene una propuesta en directo muy poderosa y simpática. Pero en cuanto a La Pulque musicalmente hace años que ya estaba queriendo contar otras cosas.

Viviendo en Valencia, ¿tenéis la impresión de que vivís en una de las comunidades más corruptas?

Joseman: A  día de hoy no, antes sí, aunque fuera algo generalizado.

Soni: En Valencia tuvimos pódium (risas) no sé si oro o plata, pero bien situados.

Miguel Ángel: El tema de “Buenos y malos” trata un poco de reflejar eso, grupos de poder que han querido reírse en nuestra cara.

Miguel Rivera