GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL. 2

GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL. 2

Marvel, Disney

guardianes-de-la-galaxia-2

Estamos de enhorabuena y es que la llegada del Blu ray de GUARDIANES DE LA GALAXIA sirve para conocer, por un lado más a fondo la misma gracias a un gran contenido extra y, segundo, para recuperar una de las mejores cintas de Marvel de los últimos tiempos.

Cuando dicen que segundas partes nunca fueron buenas hay que contar con que hay honrosas excepciones, y la segunda parte de la increíble GUARDIANES DE LA GALAXIA no se queda corta en halagos. Quizás menos sorpresiva que la primera, como es lógico, esta nueva entrega es el mejor ejemplo de unificar cine juvenil con adulto bajo una historia llena de grandes momentos, mucha acción y, ante todo, ese toque irónico y lleno de humor que convierte a esta franquicia en lo mejor de la Marvel.

Unos antihéroes cargados de bondad al fin y al cabo, un ritmo trepidante, un humor serio y absurdo a su vez pero inteligente marcan una secuela en la que James Gunn vuelve a brillar en la dirección, donde el tono musical impregna como ya se sabe la cinta. Un inicio impresionante, con un baby Groot enchufando un altavoz y escuchando a todo trapo Mr. Blue Sky sirve para que el arbolillo se convierta en un bailarín mientras los demás luchan con una especie de pulpo gigante en una de las mejores aperturas cinematográficas en mucho tiempo.

Lo que sigue es lo visto en la primera, nuevas culturas y civilizaciones, engaños y trampas, el carácter de cada protagonista impregnándolo todo y un nuevo planeta Ego junto al padre biológico de Quill servirán para servir en bandeja un cine de acción para toda la familia como pocas veces vemos. Todo ello tan colorido y fabulosamente trabajado gracias a los efectos especiales de envergadura y, como no, una segunda banda sonora de aupa.

Y para cerrar, cinco escenas post-créditos que no desmerecen en un cine de aventuras cargado de diversión y grandiosidad en todos los sentidos. Si a eso le sumamos una gran cantidad de extras que nos ofrecen escenas eliminadas, una introducción de su director de inicio, tomas falsas, comentarios en audio dentro del film, el interesante y espectacular cómo se hizo y la canción con vídeo “Guardians inferno” la cosa queda redonda.

Miguel Rivera