IZAL

IZAL

05/04/2019

WiZink Center, Madrid

Para muchos grupos el día que toca actuar, y hablamos por lo habitual de pequeñas formaciones de sala, que en ese día llueva o haga frío es el peor augurio para llevar gente a verte. El caso de IZAL está en las antípodas de quien ahora, puede darse el lujo de que en ese día, SU día, doble en este caso en Madrid, llueva, diluvie o nieve.

izal wizink center astronautas

Desde el horizonte otean como con cada puesta en venta de entradas conciertos y más aún en Madrid, consiguen colgar el “no hay entradas” en pocos días, es más, en esta ocasión la cosa en la capital fue tan fluida que rápidamente anunciaron una segunda fecha en un recinto como el WiZink Center. Más de 30000 personas divididas en dos días para retomar el pulso a la banda, a quienes veíamos hace dos años en este mismo recinto con todo agotado en una única fecha.

izal wizink center 1

Ese fin de gira que ahora es comienzo para “Autoterapia” su última obra que tocaba presentar al respetable. Ganas máximas que se dejaban ver ya en los aledaños, a pesar del cambio de tiempo brusco que poco invita ahora a pensar en Primavera. Poco importa eso cuando toca IZAL. Y así era como se vivía dentro de un recinto en el que las ganas, cierto nerviosismo imperante y locura posterior se irían dando cita a medida que avanzaba la noche.

Puntuales a la inglesa, tras tener muchos dificultades para llegar debido al pelotón de entrada en pista, últimos rezagados en mi caso motivado por fuerza mayor (ese Cercanías).

Comenzando muy fuerte con ese regalo que es “La increíble historia del hombre que podía volar pero no sabía cómo” con todos vestidos de astronautas tal cual aparecían en el vídeo de recibimiento en una pantalla gigante de fondo y entre el alboroto el “Ruido blanco”.

izal wizink center

Entrábamos raudos en su antiguo “Copacabana” pidiendo la luz de móviles después de un vídeo con  los tripulantes al frente, los actores Miren Ibarguren y Julián López y llegar los gritos que levanta el clásico “Pequeña gran revolución” para la que tocaba vestir normal que para algo saludan a “Los seres que me llenan”.

Mikel aprovechaba para decir ante “unos pocos” que tocaba el cumpleaños de Iván con su cumpleaños feliz consiguiente, 16000 gargantas en ello.

izal wizink center luces

Nuevo vídeo y dos focos para Iván al piano y Mikel a la voz en una fastuosa “Ataque de nervios”, nervios los de muchos y muchas ante tanta emoción que empalmaba con el brío infinito y brillo que dirige Mikel al ukelele en sus “Agujeros de gusano” todo sumamente efectivo en unas luces en semicírculo que bajaban en altura para hacer brillar la misma.

Juego a tres canciones en forma de lotería en pantalla para que saliera “Palos de ciego” relajando el ambiente y aportando intimidad. El “Uoo” unánime con “Pánico práctico” con un Mikel que vocalmente era aupado a hombros de la voz de todos y, por supuesto, con todo el WiZink de pie que empalmarían con la cierta épica intensa de “Canción para nadie”.

Dentro vídeo con Kira Miro para entrar el ukelele ahora de manos de Alberto ante los gritos de quien sabe de ese momento feliz, claro, “Que bien” que ya llegó.

izal wizink center mikel izal

Crítica a los haters sin dar mayor protagonismo porque se ha venido a hablar de “Temas amables” la cual considero una de las más exquisitas de su “Autoterapia”.

La atención la centraban sus canciones, sin mucho speech en esta ocasión para dejar de lado los “Asuntos delicados” y por si fuera necesario hacer “Magia y efectos especiales” junto a la adoración por parte de Mikel hacia “La Vida Moderna” de Quequé e Ignatius porque Broncano es muy mainstream ¿no? preguntaba irónicamente.

izal wizink center 2 panoramica

Y con ese humor entrábamos en “El pozo” que ha calado bien a tenor del resultado en directo, fenomenal aunando química y buen rollo entre su gente. Y así llegaba la “Pausa” literal para volver con ella con todos los miembros en el frente, poca iluminación para sumarnos a la intensidad de uno de los cortes más bellos del grupo.

Y como recta final que se espera en carne y hueso la presencia de la querida “Mujer de verde” en la que el WiZink se convertía en algo más grande si cabe buscando “ese disfraz de carnavales” con el que bailar hasta el final.

Y en ese final una infinidad de globos gigantes para el verdadero “Baile” hasta que todo acabe, como si fuera la última noche de nuestras vidas. Y entre todo eso vídeo desde la nave visual con Raphael en pantalla destacando su “volvemos a casa”, no sin antes saludar a “Bill Murray” y dejar todo en lo alto.

izal wizink center panoramica publico

Y así llegábamos de vuelta a la Tierra tras el viaje al hiperespacio musical, ese en el que Izal pilotó con gran soltura y efectos una nave de nada menos que 16000 pasajeros que abandonaban el habitáculo con la sensación de un nuevo y lucido espectáculo.

Texto: Miguel Rivera

Fotos: Roberto Almendral