LA GRAN FAMILIA ESPAÑOLA

LA GRAN FAMILIA ESPAÑOLA

Warner Bros Pictures


Con su nueva película LA GRAN FAMILIA ESPAÑOLA Daniel Sánchez Arévalo demuestra ser el director de moda y con más estilo de la nueva comedia española. Su capacidad de hacernos reír, de poner punto intenso cuando se requiere y ofrecer un conjunto emocionante y divertido a la vez ha hecho que se preste como referente del género.

Su particular visión y el buen elenco de actores con el que siempre se rodea hacen que su nueva película se convierte sin duda en una de las más agradables comedias del cine patrio. LA GRAN FAMILIA ESPAÑOLA tira de tópicos en ocasiones, pero queriendo para después ocuparse de romperlos y aportar frescura y ritmo variado a un film familiar.

Acertado repetir con Quim Gutiérrez, contar una vez más con el camaleónico Antonio de la Torre y saber escoger metódicamente la final del mundial de Sudáfrica para construir una comedia en torno a una boda y rencillas familiares.

Los problemas que ocupan a una familia de cinco hermanos con nombres bíblicos sirven para conformar un día alocado en el que estos descubrirán muchas cosas. Efraín, el pequeño de los mismos se dispone a casarse en el día de la final del Mundial del 2010. Todo lo que parecía ser un día idílico se convierte, tras la angina de pecho del patriarca, en un día para viajar al pasado y sacar a la luz los miedos, temores, dudas, amores ocultos y antiguos lazos entre toda la familia.

Con un ritmo vibrante, ágil y divertido, con momentos para la seriedad y la justificación, con imágenes del mundial que sirve para ofrecer la parte más atrevida y poderosa de cada uno de nosotros, Daniel Sánchez Arévalo se atreve a contar una historia emotiva a la par que divertida donde las cosas van cambiando de guión a medida que avanza el metraje.

Una comedia moderna, con flashmob incluído en la boda acompañados del “i feel so close to you right now” de Calvin Harris, donde las zapatillas desplazan al zapato en el traje sirve para que pasemos un rato sumamente entretenido y volvamos a sentir la emoción de aquél día, viviendo los miedos y satisfacciones de LA GRAN FAMILIA ESPAÑOLA.

Miguel Rivera