LA MARAVILLOSA ORQUESTA DEL ALCOHOL

BIEN ORQUESTADOS

Orden, constancia y trabajo. El grupo de Burgos LA MARAVILLOSA ORQUESTA DEL ALCOHOL ha labrado una carrera sólida a lo largo de 7 años empezando en lo oscuro de un garaje para inundar con su música todos los festivales del país este verano. Una especie de “Salvavida” musical, diferente y personal, que ha sabido conectar con su variado y enorme público. Ahora, cuando anuncian concierto en diciembre en el WiZink Center de Madrid, y aprovechando su actuación en Arenal Sound el pasado jueves, nos juntamos con David y Nacho, para ahondar profundamente en lo que ha sido y es LA M.O.D.A.

la moda

Hace dos años desde nuestra última entrevista donde pensábais hacer un break sin tiempos y sin saber muy bien qué haríais. ¿Qué es lo que ha acontecido en estos años?

David: Pues terminamos la gira con 3 conciertos en la Joy y vino ese paréntesis donde nos tuvimos que replantear la nueva dirección que queríamos tomar, qué decir y cómo decirlo y el mayor cambio fue la entrada de Nacho Mur cuando lo dejó Adán. Desde entonces comenzamos a trabajar en un disco nuevo que ha acabado siendo “Salvadida (de las balas perdidas)” que publicamos hace un año. Ha llegado una gira nueva que nos ha vuelto a juntar contigo aquí.

En eso, el espíritu y esencia de la banda sigue intacto mientras que lo que ha cambiado ha sido lo que nos rodea, mucha más gente en los conciertos, cada vez se nos escucha más y los medios se interesan más y tenemos mejores horas en los festivales. Un gran crecimiento durante 7 años sin un boom y sin viajar en “jets” pero sí que hemos subido un escalón y eso se nota a nuestro alrededor. En 2014 tocamos en otro escenario de Arenal Sound y hoy tocamos en el escenario principal a las 22 horas. Sabemos lo difícil que es llegar hasta aquí y lo que nos ha costado.

Estamos muy agradecidos por lo que nos está pasando y siendo conscientes que hay muchas bandas peleando por ello. Así que tranquilos por lo que nos está pasando pero orgullosos al mismo tiempo.

Me llama la atención que lleguéis a tanta gente con una propuesta no tan sencilla como la de otras bandas y todo dentro de un terreno indie siendo muy diferentes.

Nacho: Yo tengo la visión desde fuera y desde dentro al llegar después. Es verdad pero lo que por ejemplo me atrajo de la banda es que era muy diferente a lo habitual. Creo que habrá gente que habrá escuchado folk o quizás no, pero las letras son lo que llegan y esa es una de las claves, eso y el directo, porque hay mucha energía y lo vi nada más llegar y subirme con ellos.

arenal sound la moda

Las letras ¿son la pieza clave para llegar al público?

David: Las letras son muy importantes cantando en castellano pero también la música. Son igual de importantes porque yo personalmente como otros me he emocionado con canciones de las que no entendíamos nada. Esa melodía y ritmo que te contagian porque tienen un poder muy fuerte y si le añades la letra tienes el combo. A mi no me funcionaría una buena música con una mala letra o al revés.

Nacho, al entrar en el grupo, ¿daba vértigo saber qué te ibas a encontrar grandes salas llenas?

Nacho: Cuando entré estaban trabajando en los nuevos temas y no fue un impacto directo, si  hubiera entrado quizás ya con Rivieras llenas hubiera dado más miedo. Aunque tocar 3 noches seguidas en una Riviera es impactante la evolución del grupo ha sido muy natural, paso a paso, e incrementando aforos de forma lógica. Tampoco nos ciega eso porque cada lunes volvemos a trabajar en el local como si nada, pero sí miras atrás la perspectiva sí que puede dar vértigo.

Las redes sociales hacen que seas más visible. ¿Cansa exponerse tanto?

David: Lo llevas de forma natural. Sí que puede que en ciudades grandes como Madrid alguien te pare por la calle o entrar en un restaurante y que suene tu música. Son anécdotas que van ocurriendo en el día a día y que la gente está más pendiente. Creo que como estamos centrados en nuestro trabajo no nos ha influido demasiado, sin dar demasiado protagonismo a las cuentas individuales y sí más en grupo, que es lo importante. Debe ser duro si eres Zidane o Messi pero a nuestro nivel es un equilibrio fantástico.

la moda

¿Cómo ha sido la experiencia de tocar en USA?

David: Pues hicimos 3 fechas. La excusa fue el Ruido Fest de Chicago una referencia de la música en castellano y teníamos mucha ilusión. Así que aprovechamos para tocar después en Washington y Nueva York. Fue una vuelta a los principios en esos dos conciertos, tocando para 40 o 50 personas donde no pintas nada ni nadie te hace mucho caso, que estuvo muy bien para reencontrarnos con la realidad y los primeros pasos.

En el Ruido Fest tuvimos gente y poco a poco fue sumándose público y nos dejó muy buenas sensaciones. Ahora estamos en casi todos los festivales y eso hay que disfrutarlo y darlo todo, para no relajarnos y dar a la gente lo que se merece.

¿Os llegó a influir el tema de Massive Attack en Mad Cool?

David: Realmente no, no nos dimos cuenta de nada. Se retrasó como diez minutos pero andábamos en camerinos completamente nerviosos por salir al escenario, viviendo todo con tensión pero no nos afectó. Nos podía haber afectado si llegan a poner a Massive Attack solos sin nadie tocando lo que hubiera conllevado actuar más allá de las 4 de la mañana. Para nosotros fue perfecto porque estaba todo lleno pero igual a esas horas tan tardías nos hubieran jodido.

Fue uno de los conciertos más multitudinarios, igual unas 30000 personas que es una barbaridad.

¿Pone los pelos de punta subirse ante tanta gente?

David: Cada concierto tiene algo. Hoy por ejemplo en Arenal Sound habrá mucha gente, y el otro día en el IslaGo en Huelva salimos ante 500 a las 18 horas de la tarde bajo el sol, y hay que darlo todo igual. Por eso te digo que cada concierto y festival tiene su cosa. Todo equipo sale muy motivado a jugar en un Mundial, es más complicado igual motivarse ante las Islas Feroe por eso hemos aprendido que quién esté merece lo mejor de ti, sean muchos o pocos.

Tocasteis hace poco los dos en Alevosía en Madrid, ¿qué tal la experiencia en solitario?

David: Muy bien, una experiencia muy guapa, con caras conocidas haciendo canciones de LA MODA y colaboraciones, en plan acústico y sentados. Es como comenzar. Se vendieron 130 entradas de cada pase porque es el aforo. Es más como los inicios pero fue muy guapo, tocando las canciones de otra manera y una forma de comunicar distinta. Y el dinero, que aunque no sea mucho, se va a destinar para la escuela de música de Burgos, poniendo un granito de arena del que sentirte orgulloso.

la marvillosa orquesta wizink center

¿En algún momento cuando uno comienza espera o imagina tocar en escenarios como el que nos ocupa?

David: Para mi cuando me imaginaba montar un grupo ya el sueño era tocar en las fiestas de la Universidad, eso era lo más. Cuando vas tocando y cumpliendo sueños va creciendo tu imaginación. Esto quedaba muy lejos y aquí estamos. Lo importante era tocar y sumar pasos. Cuando hay tantísima gente es verdad que es un subidón difícil de explicar. La clave es que la actitud no la hemos variado, hemos llegado hasta aquí con nuestras normas y directrices que lo hace todo más valioso.

Nacho: Nadie empieza una banda pensando que van a llenar estadios, porque lo más normal es no llegar, y el camino es tan largo que si vas con esa perspectiva debe ser muy cansado.

Miguel Rivera