LENNY KRAVITZ “Raise Vibration”

LENNY KRAVITZ – “Raise Vibration”

BMG, Sony

lenny kravitz raise vibration

Hace un par de meses el Dios negro visitaba España para presentar el disco que hoy se lanza. “Raise vibration” hace nada menos que el undécimo álbum de uno de los músicos más vibrantes, enriquecedores y personales del panorama rock de las últimas tres décadas.

Lejos pero no tanto, por el recuerdo que mantenemos, quedan esos inicios y fama fulgurante del hit “Are you gonna go my way” pura vena rockera de un músico que nos iba a ir dando muchas alegrías. Kravitz es esa rock star que define de forma pura y total el término. Él es esa figura en la que debe reflejarse quien quiere llegar a eso en su más estricto significado. Lo difícil es conseguirlo.

Lenny ha marcado una carrera digna de mención, con una serie de hits que se han basado en la pureza, en el rock de fuerza, en las baladas magistrales y medios tiempos, ahí tenemos “Fly away”, “I belong to you”, “Believe” o declaraciones de peso “Rock and roll is dead”.

Su última etapa con “Black and white America” nos devolvía a los orígenes más funk del artista, y el rock soul de “Strut” nos dejaba nuevamente con cara de asombro. Bien, han pasado unos años y el artista regresa épico y grandioso cuando se requiere “We can get it all together” efectista, evolutivo y reivindicativo. “Who really are the monster” donde pone el foco contra la avaricia y líderes corruptos o se muestra realmente sensual “Low” ese adelanto que nos enganchaba con un contagioso ritmo y vibrante estribillo, marca de la casa.

Si hay que tirar de garra se presta único “Raise vibration”, junto a los ritmos negros y funk que tan bien maneja “The majest of love”. Y como no podía ser de otra forma, sus estilizados movimientos puro sex symbol mode se reflejan en canciones como “Johnny cash” simplemente deliciosa, baladas donde Kravitz es puro talento innato. “Here to love” es otro regalo musical a piano, mezclado con ritmos cálidos como los de la pegadiza “Ride” que pide a gritos salir a mover el esqueleto o lo rítmico de “5 More days til summer” frescura de pista de baile pura y dura. Y no dejemos de lado lo pegadizo de “It’s enough” que viene a ser un calentón musical que ya dejó ver en directo en julio.

Es Kravitz un maestro en la amalgama que surge del soul, blues, rock y funk bañado en temas rockeros, medios tiempos y baladas en un completo resumen de su estilo. Una voz única, un talento indiscutible y un ejercicio, tras tres décadas, de incansable magia musical. Otro nivel que aquí maneja en forma de cancionero ilustre.

 

Miguel Rivera

Review

User Rating

0 (0 Votes)

Summary

9Score