SOZIEDAD ALKOHOLIKA

ROMPIENDO CADENAS

“Cadenas de Odio” esconde el último trabajo de los salvajes SOZIEDAD ALKOHOLIKA quienes vuelven dispuestos a decir las cosas sin tapujos. Lenguaje directo y claro con una contundencia mayor si cabe en un disco de presentación y sonido impactante. La banda pasó por Madrid hace unas semanas y tuvo tiempo de hablar de RockTotal de su actualidad y otras muchas cosas.

¿Para empezar contadnos un poquito qué tal ha funcionado S.A. en estos últimos años?

Pirulo: Pues bien, terminamos de grabar “Mala Sangre” y salimos a girar por Europa y Sudamérica, empezamos por el Estado y nos metimos con el “Sesión 2”, volvimos a girar y hemos estado unos meses haciendo este nuevo disco.

¿Qué tal el recorrido por Europa? ¿Ayudó Roadrunner?

Juan: Irnos a Europa fue por la peña que ya nos conocía de antes, a raíz del sello no nos salió nada, fue un poco  inexistente el apoyo.

Pirulo: Ya estaba un poco en crisis antes de quitar las oficinas de Europa, estaban achicando porque no se vendía. Lo único era el rollo que estabas en Roadrunner y algunos se podrían interesar más pero en cuanto a la gira nada tuvo que ver.

“Cadenas de Odio”, considero que el sonido es mucho más crudo, ¿era algo que buscabais a la hora de grabarlo?

Pirulo: No buscas nada en realidad, es lo que sale, no miramos si es más oscuro se hacen temas y lo que sale es lo que hay. Sí que ha quedado más duro porque es la música que escuchas, podíamos buscar algo más “comercial” pero nos apetecía esta mierda. Las canciones más crudas son las que más predominan porque eran las que más nos gustaban.

Juan: Hacemos canciones y han quedado esas. Quizás había otras en otro rumbo pero esta vez no nos llamaban tanto.

En este mundo tan jodido últimamente, ¿hay reflejo de ello en las letras?

Juan: Explícitamente no, pero son bastante claras. Hacen referencia a cosas como las que pasan en países árabes, o lo que vivimos aquí con una monarquía absurda pero igual de la crisis no hablamos directamente. Llevan un poco la línea de siempre, de criticar y desahogarnos sobre cosas que no vemos justas.

En cuanto a la producción, suena muy bruto y siempre lo cuidáis mucho, buscar de nuevo a Tue Madsen ¿era algo que queríais desde un principio?

Pirulo: Sacar el sonido se puede hacer aquí, podíamos haberlo hecho nosotros también pero quieres una visión ajena al grupo. Productores españoles no nos llaman tanto, y como está todo globalizado puedes contactar fácil con cualquiera.

Juan: Nuestro estilo de música es más difícil a la hora de buscar un productor.

Pirulo: Fuera como en USA o en los países nórdicos es más fácil encontrarlo. Nuestra primera opción fue otra pero por motivos repetimos con Tue Madsen, no nos hemos comido mucho la cabeza. Sí que queríamos reflejar esa música que él suele grabar, y otro punto de vista externo.

Volvéis a autoproducidos, ¿quizás es lo que llama a ser en el futuro la fórmula para las bandas?

Pirulo: Pues sí, se tiene a buscarse las castañas cada uno porque ninguna compañía va a apostar por un grupo.

Juan: Si no se venden discos no van a invertir ni en publicidad o apoyo, solo una pequeña infraestructura.

Pirulo: Siguen distribuidores para moverlo por tiendas y nosotros mientras nos ocupamos de la grabación, diseño y demás.

Un disco muy cuidado en su presentación, digi pack de cuatro cuerpos y portada explosiva.

Pirulo: Sí, queríamos hacer algo así. Buscar también una ilustración que reflejara un poco la dureza del disco e insistimos en la idea de que se abriera como en el vinilo, y le dijimos al portadista lo que buscábamos dándole ideas y al final ha quedado muy metalero y nos gusta, extremo.

Juan: Siempre buscamos gente de Euskal Herria pero buscábamos una ilustración dura, buscas gente que haga portadas para grupos de fuera que te gustan.

Políticamente, ¿estamos peor que antes?

Juan: Al final es siempre lo mismo, cuatro mierdas que puedan cambiar como la religión, o el aborto que sí que está claro que siempre es mejor que esté alguien de izquierdas. Estamos a la orden de los banqueros y es la misma mierda.

Pirulo: En el tema económico da igual porque ya sabemos que gobiernan los bancos y Bruselas, aquí nadie pinta nada, y gestionar la crisis poco importa. Claro está que un gobierno de derechas es peor en cuanto a rollos sociales que ningún otro.

Y en cuanto al diálogo comentando que no se reunirá con Amaiur…

Juan: Bueno es un poco de cara a la galería, según han llegado no van a ponerse a ello después de años de aburrido discurso, habrá que ir poco a poco. Imagino que la situación se normalice ahora, aunque a ellos pueda haberles hecho poca ilusión el cambio de panorama político, que estemos en esta situación ahora pero tarde o temprano les tocará lidiar y habrá que estabilizar todo, arreglar los problemas escuchando al contrario.

Pirulo: También lo hace para que no se lleven las manos a la boca los de su “parroquia”.

Mirando al pasado, y quizás al momento del “Ratas”, ¿es más complicado vivir de la música?

Pirulo: Obviamente sí. Todo está un poco ligado, lo que ahora no podemos hacer es bajar por ejemplo la calidad de las grabaciones. Para nosotros ahora es un gasto muy superior lo que hacemos que el momento del “Ratas” porque creemos que hay que hacerlo así aunque pudiéramos hacerlo de otro modo más sencillo.

Juan: Es difícil, tenemos que hacer una gran inversión porque te lo gastas tú, invertir todo en sacar un buen trabajo y tampoco influye en la hora de tocar más o menos.

Pirulo. Hay muchísima competencia, con miles de bandas tocando todos los días. Los grupos noveles ahora lo tienen bastante jodido por la competición musical que hay porque en el momento del “Ratas” no había tanta oferta ni posibilidad de escuchar más grupos. Es más complicado, sin duda, pero es un trabajo de puta madre, nos encanta y nos divierte, con una tensión claro está pero vivimos aquí muy guay, dedicarte a esto es la leche, nos da para vivir de momento y somos felices aunque antes fuera más sencillo. No nos vamos a quejar cuando hay gente en el puto paro. Para todos es más difícil la vida en estos tiempos.

En cuanto a la gira ¿hay cosas cerradas?

Pirulo: Sí, para 2012, ahora promoción y un descanso porque hemos metido muchas horas antes de grabarlo. Para enero empezar a moverlo.

¿Qué tal el movimiento musical en la zona de Euskadi?

Pirulo: Pues bien, hay muchos conciertos internacionales, jueves, viernes, sábado, domingo… y ahora las bandas de allí tienen que salir entre muchas bandas y actuaciones, porque la competencia es grande.

Encontramos aquí una canción en euskera, ¿había idea de ello desde tiempo atrás?

Juan: Pues sí, ya con el disco anterior queríamos, teníamos ganas y hacía tiempo que no lo hacíamos. En el “Mala Sangre” no salió ninguna idea pero estaba ahí. Para Cadenas de Odio se lo comentamos a Unai de BETAGARRI para la letra y se animó.

En cuanto a la colaboración del cantante de Non Servium, ¿cómo surgió?

Pirulo: Pues fuimos a verles a Vitoria, ellos tenían ganas de conocernos, íbamos a empezar a grabar y les ofrecimos cantar y ahí está.

Juan: Nos mola mucho su actitud y rollo, muy antifascista y son abanderados del movimiento. Tras conocernos de borrachera se lo comentamos y surgió la cosa.

¿Creéis que hay más libertad a la hora de tocar?

Juan: Creo que a raíz de ser absueltos la cosa se suavizó porque los argumentos se habían caído, y la AVT se estaba quitando credibilidad a la hora de atacar a la gente por expresar sus ideas. Tras eso no les hacían tanto caso aunque siguen intentar jodernos, mandando cartas y presionar allá donde vamos a tocar, pero como se les ve el plumero no les hacen tanto caso. Desde luego en Ayuntamientos del PP siguen con sus listas negras y ahí no hay forma de actuar pero esperamos que se normalice ahora sin excusas de que exista ETA y los grupos vascos no sean perseguidos por su ideología.

Pirulo: Tocar en Ayuntamientos es imposible.

En cuanto a festivales,  ¿no creéis que existe poco riesgo de refrescar los carteles?

Juan: Bueno, ellos tontos no son y tal como está la cosa no puedes jugar a la lotería, porque antes podías perder y recuperar pero ahora la gente se lo piensa mucho, antes ibas con más asiduidad y las situación económica actual quizás no lo permite.

Pirulo. Es complicado, jugártela con algo nuevo tiene su riesgo y más ahora. Al final la gente va según las bandas y si son esas los promotores como negocio que están haciendo busca que la gente responda. Luego hay menos apoyos de sponsors e institucionales y si haces un buen cartel pero luego la gente no responde…

Temas como Spotify, ¿apoyáis este tipo de propuestas?

Juan: Bueno, por ahí parece que va la cosa, es súper cómodo para escuchar.

Pirulo: Supongo que convivirá con el CD porque hay mucha gente que le gusta tener el tema físico pero imagino que acabará desapareciendo.

A la hora de tocar en Sudamérica, ¿es muy diferente?

Pirulo: Sí que lo es, la gente de entrada al ir poco se flipa mucho más. Hemos hecho salas o pabellones, y desde luego el público lo vive más al vernos cada mucho tiempo, hay mucha intensidad. Son muchos países y moverse en avión es un dinero, pero nos gusta y disfrutamos mogollón pero no podemos ir como aquí con una furgoneta.

Juan: Es muy difícil de organizar y todo eso pero la gente es muy cañera, pero nos cuesta mucho tener una regularidad porque es muy caro.

¿Algo que queráis añadir?

Pirulo: Pues nada, escúchelo, compárelo y si encuentra algo mejor… gracias por el interés.

Juan: Gracias por interesarse en los nuevos ruidos (risas).

Miguel Rivera