STEVEN TYLER

STEVEN TYLER

30/07/2018

Teatro Real, Madrid

Un año después de su visita a Madrid con Aerosmith, quién nos iba a decir que podríamos volver a ver tan pronto y con tan poca diferencia al líder de la formación, Steven Tyler. Y no de una forma cualquiera, más bien enmarcado en un lugar de auténtica exquisitez, la misma que nos depara su inmensidad musical a la voz.

steven tyler teatro real

El Teatro Real servía de lugar icónico para un ídolo de masas, que en esta ocasión venía a visitarnos dentro del Universal Music Festival para presentar su disco en solitario, un elegante “We`re all somebody from somewhere”. Un álbum de folk donde relajar los tiempos y mostrar otra faceta menos rockera y más country.

Su carisma y, por supuesto, talento, hacían que el Real luciera esplendido ante una actuación que comenzaba de forma implícitamente folk con la esencia femenina de The Sisterhood Band el dúo compuesto por Ruby Stewart (hija de Rod Stewart) y Alyssa Bonagura quienes ofrecieron una buena dosis de gusto americano mientras muchos seguían acomodándose en los palcos.

Para darle mayor énfasis a la carrera del artista, un vídeo inicial en la pantalla para entrar en materia, esa que ya no sabemos todos para un Tyler con 70 años y que como ya demostrara un año atrás en el Miguel Ríos con Aerosmith, está en plena forma, sin perder un ápice de su personalidad, movimientos y, por supuesto, su característica voz.

steven tyler a piano

Era el Real un marco incomparable, extraño como cualquier teatro por el hecho de estar sentados, algo que cambiaría nada más saltar a escena entre el griterío y las luces de los móviles atacando con “Sweet dream” y las primeras filas agolpándose frente al escenario.

Las butacas comenzaban a servir de respaldo cuando “incendiaba” el Real a base de sus contoneos en forma de andares por la pasarela para fervor de los fans, mientras éxitos de su banda como la inconfundible “Jaded” o “Walk this way” servían para emocionarnos y dibujar sonrisas en los palcos como si fuera una ola de estadio.

Steven Tyler ya avisaba que venía a hacer covers y hits clásicos, así sumaba el  “Piece of my heart” de Janis Joplin o el  “Come together” de The Beatles lleno de energía y vitalidad mezclado con temas de su disco en solitario, pocos por cierto, como su emocional “It ain’t easy” bajo el tono country que adorna el buen hacer de The Loving Mary Band donde daban su apoyo vocal en la intensa “Crying”.

La fiereza de Tyler aquí más controlada, nos dejaba disfrutar igualmente de la esencia de “Janie’s got a gun” marcado todo bajo la cantidad de registros a los que da forma la agraciada voz del americano que supo agrandar con energía en “Livin’ on the edge”.

Tyler se maneja sobre el escenario como pez en el agua y digno es mencionar la buena conexión que tiene con las mujeres del grupo, desde la magia de Sara Tomek a la batería, pasando por la bajista la bajista Rebecca Lynn Howard, con quien jugaría mucho en los duelos vocales hasta  la armónica de Suzie McNeil. Y como nota llamativa, el toque de atención a una persona del público “recriminándole” utilizara el móvil para ver el concierto e invitándole a disfrutar de verdad del mismo sin necesidad del smartphone.

steven tyler teatro real madrid

Había que ofrecer también momentos de relax idóneos para dibujar, a piano, un bonito ‘Dream on’ algo que ya hiciera en su tour con Aerosmith.  Y en su recta final, entre aplausos, algo que un Teatro se hace más grande si cabe, terminar en bis con  ‘Walk this way’ y un pequeño regalo en forma de clásico de Led Zeppelin ‘Whola lotta love’.

Y con eso, nos quedaba un buen sabor de boca en un sitio idílico siempre, donde quizás la hora y media escasa supo a poco, más teniendo en cuenta el precio de los tickets, pero que para muchos siempre merecerá cuando estemos hablando de Steven Tyler.

Miguel Rivera