WE ARE THE OCEAN – “Go Now & Live”

WE ARE THE OCEAN – “Go Now & Live”

Hassle Records

Puntuación: 8/10

 

Quedaros con su nombre WE ARE THE OCEAN porque de la nueva hornada de bandas denominadas post hardcore es de lo más atractivo y apetecible del momento, y eso tan solo con un segundo disco de esos que escuchas y sorprenden, agradan y acabas enganchado.

Y lo hacen sabiendo manejar más que bien un rock de melodía, poderoso pero contenido a su vez, lleno de grandes estribillos, que seguro gustará a fans de Alexis on Fire, Funeral For a Friend (a quien acompañan en su gira) y grupos muy melódicos, una voz atractiva y temas que pasan raudos y pegadizos por nuestros oídos.

“Go Now & Live” es un título que resume el modo de degustar el disco, siguiendo hacia adelante y viviendo, esa energía que desprenden diez canciones con muchísimo gancho, y eso lo hacen desde un comienzo “Trouble Is Temporary”, “Time is Tonic” perfecto en su mezcla de post hardcore y esencia puramente clásica del rock, junto al rock de pegada como “What If Feels Like”, con cambios vocales no demasiado pronunciados que hacen no estemos ante la penúltima banda de gritos y voces melódicas. “The Waiting Room” es uno de los hits sin duda del disco, estrofas que parece que explotan y no, sabiendo llegar a un estribillo de ritmo pegadizo, que dan ganas de asistir al concierto.

Medios como “Runaway”, perfectos para serie americana juvenil, como “Trials And Tribulations”, solo hace falta escucharla para quedar enganchados definitivamente junto a un final apoteósico con “Now and Then” comercialidad no reñida con la calidad, o uno de los mejores cortes “Follow What You Need”, estrofas jugando a dos voces y un estribillo al que “sigues” sin despegarte para finalizar con un intenso “Before I Die” que bien podría firmar Foo Fighters.

Si tuviera que apostar ya desde primeros meses de este año, WE ARE THE OCEAN sería sin duda una de las bandas por las que me decantaría en el top 10 de discos del año en cuanto a rock se refiere. No inventan nada nuevo, pero en lo suyo, son muy grandes.

Miguel Rivera