DCODE 2018

DCODE 2018

Campus de la Universidad Complutense, Madrid

08/09/2018

Fotos: #HuaweiP20Pro by Huawei

📸 Miriyert

No hay verano sin DCODE ni DCODE sin verano, aunque y por primera vez en todas sus ediciones, el mal tiempo más propio de Inglaterra en este caso quiso hacer presencia tras meses sin lluvias en la capital.

dcode escenarios 2018

Un festival que acompaña y alegra ante tanto mensaje negativo de este mes: comienzo de la escuela, vuelta a la Universidad y trabajos, fin de las vacaciones y, si nos atenemos a los telediarios y parrillas televisivas, el adiós al verano. Seamos positivos, no es todo tan malo, y el tiempo menos, aún queda sol para rato, seguro, si bien podríamos haberlo cuestionado en la mañana de ayer.

El DCODE con su ubicación privilegiada es un espacio para disfrutar bajo el sol. Césped y buen ambiente para muchos jóvenes y no tanto que, ayer poco pudieron lucir su outfit más actual. Los chubasqueros, por cierto, repartidos entre el público por la organización, algo de agradecer, se hicieron prenda indispensable para todos aquellos que, lejos de verse recluidos en horas tempranas por la lluvia, quisieron hacer frente a la misma y acercarse desde el comienzo.

la moda

Decían los compañeros de Janeisapop que Madrid ha sufrido en sus festivales el tiempo más propio de la otra Europa, y es verdad, porque Tomavistas y Paraíso, este último en el mismo recinto, se vieron muy perjudicados por las inclemencias del tiempo. A pesar de todo y con fortuna, al final Dcode saldría del paso quedando más en anécdota y previsiones que otra cosa.

LA M.O.D.A. sería un reclamo de última hora (anunciados 5 días antes) suficientemente atractivo que tocaron en la carpa, cosa que agradecimos ya que las primeras lluvias hacían acto de presencia. Cobijados nos olvidábamos bajo ese directo impoluto, fiestero y lleno de personalidad de los burgaleses.

Es esta una banda digna de mención siempre, no defraudan y asombran gracias a la grandeza de llegar a tanto público con su folk particular. Temas como “La inmensidad”, “Nómadas” o “Héroes del sábado” son ya himnos que sirvieron de grito contra la lluvia. Un directo que arrancaba bajo el bochorno y oscuridad a los que ellos dieron luz y sonrisa.

izal dcode

Lluvia que al acabar dejaba hueco a pequeños intentos del sol por asomar pero, que sin llegar a hacerlo, nos respetaba. Justo con la jovencísima CLAIRO volvería a arreciar pero, la carpa, bendita sea este año, volvía a servir de refugio para la sensualidad de esta artistaza que más que promesa es ya una pequeña estrella.

La rubia americana con su estilo R&B va cogiendo tablas y ya arrastra miles de seguidores. Buen hacer sobre la escenapara dar calidez con temas como “Flaming hot cheetos” y “B.O.M.D.” que atrapan sin querer e invitan al baile. Un gustazo y, seguro, una sorpresa para muchos.

clairo

Con esto marchábamos a comer para regresar, nuevamente con el cielo muy negro y primer aviso en forma de gotas en el concierto de VOLVER. La banda ganadora del #BDCODER asentaba su base de promesa con canciones como su elegante single “Alas” en forma de pop electro melódico y gustoso. Y todo a pesar de verse perjudicados por la lluvia, problemas técnicos y las horas tempranas para abrir los escenarios principales.

volver dcode

dcode 360

Iba ya viniendo gente y, con ello, parecía que el cielo abría un poco, al menos se aclaraba y, lo que los pronósticos decían se convertiría en tormenta eléctrica y aguaceros para el momento cúlmen del festival acabaría en cielo despejado y buena temperatura.

25000 personas merecían que la lluvia nos respetara para ver un cartel que, aunque para muchos “flojo” creo que ha sabido condensar muy bien diversos estilos y grupos en su mejor momento, véanse IZAL y VIVA SUECIA o la calidad de BASTILLE referencia que aquí no ha llegado a estallar pero que se maneja como pez en el agua sobre el escenario. Y por supuesto IMAGINE DRAGONS, suficiente reclamo a pesar de haber tocado meses atrás en Madrid.

Con todo esto, el alma soul y elegancia de JORJA SMITH y SAM FENDER. La primera pura sensualidad y majestuosidad vocal, poniendo el alma negra en el festival. El segundo con su toque  alternativo y gusto indiscutible en temas como “Dead boys” llamaba a la campana de más de uno. Una sorpresa para muchos y un reclamo para unos pocos.

El turno era para VIVA SUECIA. Los de Murcia son ya un poderosos reclamo en cualquier festival que se precie. Rafa y compañía tiene un sólido repertorio y mucho feeling en directo, ganado en energía y prestaciones que funciona a la perfección bajo ese plan personal “Amar el conflicto”, lo intenso de “Bien por ti” y “A dónde ir” siempre dejándose el alma sin “Piedad”. Un seguro musical que, como no podía ser de otra forma, dejaba con ganas de más y muchos aplausos alrededor.

viva suecia dcode

Sin darnos cuenta y con el primer rayo del sol del día, iluminando la vestimenta llamativa de ALBERT HAMMOND JR sobre el escenario, que pronto descubriría una vieja camiseta de AC/DC gastada bajo su chaqueta. Pantalón blanco y mucha pose, para un músico de talento que quizás es algo inestable en disco. Si bien “Holiday” o “Carnal ruise” son temas que en directo funcionan y muy bien, su repertorio se presta algo particular, lejos de la grandilocuencia y gancho de The Strokes.

dcode escenarios

Si bien BASTILLE aquí son conocidos, no llegan a ser el emblema que ya es la la banda en otros países. Poco importa, les vimos el año pasado en Arenal Sound y sabíamos de su derroche y magia en directo. Lo dejaron patente desde la elegancia en la presentación y luces, pasando por su cancionero pegadizo como “Quarter past midnight” para arrancar a base de coros del público, “Blame”, “Icarus” y “Laura palmer” haciendo evidente su talento. Manejándose precisos en “The currents” y llevándonos a terrenos tropicales en “Bad blood” todo ello con el desparpajo visual y vocal de Dan al frente.

albert hammond jr dcode

Es Bastille ya un peso pesado que aquí, con conciertos como el de ayer, van tomando su merecido lugar. Y así, llegábamos a los otros dos pesos pesados del evento. IZAL, que por de pronto se ha marcado una gira de exitosos festivales y que, ha servido de segundo reclamo para colgar el sold out en DCODE.

sam fender dcode

Ya habíamos visto fotos y vídeos pero su nueva escenografía, muy visual, tanto por su pantalla trasera como las luces paralelas, todo acompañando muy bien a esa “Autoterapia” musical que, como diría Mikel, iría de la mano de “Agujeros de gusano” y nos llevaría a su particular “Copacabana”.

izal dcode 2

Dicho y hecho. Ni un alma quería perderse poder cantar canciones como la propia “Copacabana””, “Autoterapia” y “Ruido blanco”, menuda forma de comenzar. Todo en su sitio, todo muy visual, con energía y ganas de volver a tocar en Madrid bajo un sonido impecable y la entrega de las 25000 personas del recinto.

Momentos delicados “Pausa” fabuloso lento de su nuevo disco que funciona como minutos íntimos y personales a esa “Pequeña gran revolución” que ha llegado a tantos corazones. “Hambre” o “Agujeros de gusano” hacían que el repertorio se complementara a la perfección, sorprendiendo porque como diría su frontman “La increíble historia del hombre que podía volar pero no sabía cómo” estuvo cerca de quedarse fuera y, ahora, es de las más mágicas y movidas de su repertorio. Damos gracias que la incluyeran porque es una gran fiesta.

grises dcode

“Qué bien” es un hito musical ya para su directo, reflejado con buen rollo por ese ukelele mano en alto de Mikel para esa recta final impecable y conocida: “la mujer de verde”, “Magia y efectos especial”, “Asuntos delicados”, “El baile” y su último gran tema “El pozo” para terminar no en un hoyo si no en lo alto de un escenario al que todos rendíamos culto para en ese momento.

Terminando a lo grande para empezar a lo grande. A IMAGINE DRAGONS poco le importaba que habern tocado a comienzos de año en el WiZink Center. Moviendo el set list pero con la espectacularidad conocida acompañaban con humos y confetis a su épica musical.

Temas de la envergadura de “”Radioactive”, “it’s time” y el espectacular “Whatever it takes” que conoce hasta mi madre, hacían funcionar una maquinaria dirigida por lo expresivo y ciclónico de Dan que, en pantalón corto y sin camiseta mostraba su fornida anatomía para arrancar el grito de más de una y uno.

imagine dragons dcode

Bandera gay de por medio, pasos y bailes bajo un juego de luces espectacular harían que sonaran más grandes “Walking the fire” y lo épico de “Believer” bajo el indudable gancho de “I’ll make it up to you” cuyo estribillo es de esos que decímos “revienta estadios”.

Su parte final bañada a base de temazos como “Thunder” y “Demons” para con “On top of the world” dejar ese regusto de gran DCODE y aquello de “yo estuve allí”. Un grupo diferente y en su momento justo que hacía más grande el evento.

Seductores como muchos otros para complementar un festival  al que nosotros decíamos adiós con los ecos de The Vaccines sonando. Una edición que, supuestamente, iba a estar regada con agua pero que, y afortunadamente, sirvió de pequeño remojo inicial para abrazar una tarde de lo más agradable, siendo una sorpresa no esperada pero muy bien recibida. Como todos sus conciertos. Un supuesto final de verano que ya tiene un evento fijo musical. Porque septiembre sin DCODE no sería septiembre.

Miguel Rivera