DOWNLOAD FESTIVAL MADRID

DOWNLOAD MADRID

Caja Mágica

28-29-30/06/2018

La franquicia del conocido festival DOWNLOAD llegaba el pasado año  por primera vez a Madrid. La Caja Mágica servía para acoger un evento perfecto para el público heavy, que venía reclamando por fin algún festival de estas dimensiones en la capital, donde hay mucho rockero.

download 2018

Por fin disponíamos de un evento en condiciones que si bien en su primera edición no es que contara con un cartel a la altura del festival original, sí que fue muy bien recibido y dejó un buen sabor de boca a todos. A tenor del resultado, para esta segunda edición sus organizadores han apostado esta vez todo al negro con un cartelón que ha aumentado las ventas y ha conllevado que 35000 personas se decantaran por una segunda edición de renombre.

AVENGED SEVENFOLD, quizás los más “flojos” como cabezas del primer día seguidos de GUNS N’ ROSES el bombazo a pesar de haber tocado un año atrás y el mítico OZZY OSBOURNE configuraban las cabezas visibles en las que la segunda o tercera línea no tenían nada que envidiar. Bandas como Shinedown, A Perfect Circle, Arch Enemy, The Hellacopters, Backyard Babies, Marilyn Manson o Bullet for my Valentine son solo algunos de los poderosos nombres que encontramos en una oscura edición.

Con todo eso, una gran venta inicial y mismo recinto, donde este año el olor a cloaca, todo hay que decirlo, ha sido espectacular en su más amplio término negativo, nos acogía una Caja Mágica cuya explanada parking volvía a retumbar a base de guitarrazos.

Viernes 28

Calor, como se espera en esta época del año. Afortunadamente menos que el fin de semana anterior en Madrid y menor sin duda que cuando la ola de calor de la primera edición.

Con eso y con unos nórdicos actuando, BACKYARD BABIES, dábamos el pistoletazo de salida personal al festival. Llamaba la atención el numeroso público que, y siendo jueves, ya había antes de las 19 horas. Impresionante. La energía de Dregen y compañía nos dejaba buen sabor de boca en su ritmo frenético y entrega, intentando buscar alguna sombra en la que cobijarnos.

backyard babies

Actitud como antaño y rock and roll sueco para levantar poco a poco los brazos y, por ende, los cuernos. Nos movíamos raudos dada la cantidad de público para ver, de lejos, a unos ARCH ENEMY que son infalibles. Aguerridos, liderados por la instrumentación melódica y brutalmente dura liderada Alissa a la voz, un ciclón visual y vocal que no deja títere con cabeza. Mujer espectáculo bajo una técnica musical que a los que ya les conocen sabemos de lo que hablamos.

Con esto Kreator comenzaba a sonar siempre con su thrash patente y entrega, sin importar los más de 30 grados que estaban cayendo. “Satan is real” o “Pleasure to kill” funcionan, y quien lleva más de 15 discos a su espalda y décadas sobre el escenario sigue gustando como si no pasara el tiempo.

Llegaba turno para el señor MARILYN MANSON. No teníamos muchas expectativas. Quien antaño fuera polémico a la par que respetado con grandes discos como “Antichrist superstar” o “Mechanical animal” en la búsqueda de otros sonidos, ahora es un músico algo circense y poco convincente sobre el escenario.

marilyn manson download

Quizás agotada la fórmula de chicas y rollo misógino de Manson, el músico tira de repertorio para crear un sube y baja irregular. Con canciones como “Sweet dream” curiosamente esa versión fabulosa de Eurythmics se mete a la gente en el bolsillo y afortunadamente deja más de lado su última etapa, “Angel with the scabbed wings”, “Irresponsible hate anthem”o las fabulosas “The dope show” y “Coma white” fueron de lo mejorcito de su directo.

Un espectáculo que contó con la subida de fans al escenario, con alaridos y estiramientos en el suelo cual serpiente, para un show estudiado que adolece, lógicamente, del lado perverso y mucho más anárquico de antaño. El tiempo pasa para todos, y cuando además se te cae una cruz como le sucedió meses atrás sobre el escenario, la vida musical te la tomas de otra forma.

marilyn manson

Y poco a poco iba entrando más público, un aspecto impresionante al que asistíamos que acabaría siendo de 35000 personas al final de la noche. Pero por pasos. Llegaba el hardcore melódico de turno, el de RISE AGAINST una apuesta segura. Impresionante arranque “The violence” sin violencia más que la musical. Intentos de agolparse en la zona de entrada VIP, ordas de público buscando donde asentarte mientras que las primeras filas lanzaban duros pogos, felicidad absoluta para los que buscan golpes y patadas a ritmo de canciones como “Satellite” o “Megaphone”.

Entrega y actitud bajo la ejecución perfecta de estos tipos que no paran de crecer.

rise against

Y el turno para AVENGED SEVENFOLD. Curioso lo de esta banda. Respetados en disco, y con un directo que se sustenta en mucha parafernalia pirotécnica, llena de fuegos que, incluso desde muy lejos, calentaba aún más el ambiente. Digo lo de curioso porque es un popurrí musical que mezcla, sin tapujos y descarado, el sonido de Metallica y, especialmente Iron Maiden, con mascota cuasi igual incluída sobre el escenario.

rise against download

El resto ya sabemos, pura pose, buenos técnicamente hablando y con mucho músculo. Lidera el espectáculo M. Shadows con sus gafas de sol y dinámica macarra para la función secundado por unos compañeros entre punk rock y emo en lo visual. En lo musical temas como “The stage”, “After life” convencen, pasando por los riffs y pesadez de “Hail to king” un clásico para su público.

Pequeño amago de “Malagueña salerosa” pero entrando en los terrenos poderosamente conocidos como “Nightmare” o “Eternal rest” todo muy estudiado, maquinado por unos buenos músicos en los que los fuegos son el coprotagonista. Fuerza visual que acompaña un Shadows que no para de moverse un solo momento y que tiene su deje más Metallicoso en temas como “Unholy confessions” si bien ellos tiran de partes muy melódicas en su intento de diferenciarse y crear uno de los mayores popurrís musicales del día.

avenged sevenfold

Y así llegaba el turno de A PERFECT CIRCLE. Casi la 1 de la mañana para una de las bandas más esperadas. Es muy difícil poder ver a Maynard y compañía en España y era por tanto una oportunidad única para que mucha gente de diversas ciudades decidieran venir ese día únicamente por ellos. Mal asunto. Todo iba clavado, en cuanto a horarios y bandas para que llegara el turno de ellos, con mucha gente esperando ya desde media hora antes de terminar A7X para que se diera un problema técnico de rigor.

La banda comenzaba a sonar, con Maynar sobre una plataforma redonda al fondo y un juego de luces visuales en pantallas 360 que daban un juego visual espectacular. De pronto perdíamos sonido y parecía como si estuviéramos viendo a sus pipas en la prueba de sonido. Poco a poco los gritos y silbidos antes la sorpresa se fue extendiendo al escenario donde se mantenían fijos sus músicos para poco a poco ir retirándose sin que nadie nos dijera nada.

download escenarios

Para colmo comenzaba a llover, que todo sea dicho, duró bien poco y dadas las altas temperaturas todos agradecíamos. Pues bien, si antes decía que una pena el haber esperado tanto para verles es porque con una hora marcada de repertorio, hasta media hora después no se subsanaron los problemas. Resultado: espectacular MINI concierto de media hora.

La banda hacía olvidar por el momento lo sucedido haciendo sonar, de manera espectacular y de forma visualmente impactante algunos emblemas musicales que, de cualquier forma, dejó un regusto muy amargo y pitos al haber asistido únicamente a 30 minutos de concierto marcados por los estrictos tiempos.

Y así, con un final que muchos no hubieran querido, nos marchábamos en retirada en espera de la segunda y esperadísima jornada liderada por los Guns ‘N’ Roses.

Viernes 29

El viernes podríamos definirlo como el día para ver quién la tiene más grande y, en eso, GUNS ‘N’ ROSES ganaba a todos. No ya por su concierto, mejor o peor para algunos, si no por el hecho de que Download pasaba casi a ser un mini festival durante ese día con bandas teloneras abriendo para el mastodóntico concierto de los norteamericanos.

Todo se paraba poco antes de su actuación y así hasta casi 4 horas después, por lo que ese día era el día de Guns N’ Roses en Download y no al revés. Para bien o para mal. Imaginamos que la gran mayoría venía a eso, y el que no, el que tenía abono de tres días y le daba un poco más igual, tenía 3 horas y media por delante que superar.

bullet for my valentine download

Llegábamos en una tarde de tregua climática, donde el calor del día anterior se tornó más suave mientras el pulso de BULLET FOR MY VALENTINE sonaba. La banda lanzaba ese día día su nuevo disco “Gravity” si bien tiraron de lo más conocido: “Don’t need you”; “Your betrayal”, “Scream aim fire” o “Walking the demon”.

Matt Tuck es un gran frontman y la banda posee un potencial enorme, si bien no lucieron tanto limitados por un escenario de Guns N’ Roses con poca movilidad.

clutchCLUTCH en el escenario dos conseguía arrastrar a miles de fans a base de cañonazos “Firebirds” “How to shake hands” y “A Quick Death in Texas”. Mucha sintonía con su público, especialmente con su cantante y entrega total ante la justicia del sol de cara.

 

Y así, sin darnos cuenta, miles y miles de personas rodeaban ya el escenario 1 para esperar con muchas ganas a Axl Rose, Slash y Duff. La banda creaba esa expectación que vimos en el Calderón un año atrás, con un llenazo y la pregunta en el aíre ¿cómo estaría de voz Axl Rose?.

Un pequeño retraso sobre la hora y vídeo de animación a modo de intro excesivamente largo de aires apocalípticos, una especie de T2 y Walking Dead en toda regla. Y ahora sí, gritos y del tirón los tres miembros originales para abrumar con “It’s so easy” manera de comenzar llevándote a la gente de calle.

Para dolor de algunos, hay que empezar diciendo que Axl, por muchos que le defiendan y por cosas de la vida totalmente lógicas, no dispone ni de lejos de la voz que antaño le dio la fama. Un chorro muy suave para temas que requieren mucha fuerza y que, tanto los años como los excesos de joven, le han pasado factura. No pasa nada, justo es reconocerlo y ole sus huevos de estar tres horas y media sobre el escenario. Es ahí donde planteamos si es necesario intentar alargar los conciertos de manera tan excesiva.

gnr

A estas alturas, quizás sería estupendo ofrecer dos horas de los mejores hits y llegar mejor a cada concierto, sin hacer notar que ya sufres. El legado hace que su leyenda, mejor o peor, funcione, y quien no les hubiera visto nunca tendrá algo que contar a sus hijos o nietos. Qué podemos decir, mejor o peor temas como “Mr. Brownstone”, “Welcome to the jungle” “Double talking jive” o “Live and let die” son historia viva de la música. Axl se mueve, todo hay que decirlo, no con las carreras de otros tiempos, normal, pero sí funciona su conexión con el público. Lo mismo que Slash, algo pasado de kilos, y el mejor de todos, un Duff que parece un chaval sobre el escenario, de lejos, el de mejor estado de forma.

Había tiempo para “Chinese democracy” que en directo gana lo mismo que “Better” con buenos coros por Dizzy y Melissa.

Axl aprovechaba solos de guitarra o pasajes instrumentales para tomar aire y poder sumar enteros con la fuerza de “Your could be mine” o covers como ““You Can´t Put Your Arms Around a Memory” de Johnny Thunders o “This i love” que distría a mucha gente.

Quizás por ello “Civil war” era el tema perfecto con el que volver a enganchar como ocurriera con “Sweet child of mine” ese tema imperecedero que nos ponía los pelos de punta, igual que a piano con “November rain”.

Seguíamos con las versiones entremezcladas, algo que quizás con su repertorio no es necesario: “Wish You Were Here” de Pink Floyd, con Slash y Fortus encima de la rampa, y la segunda parte del clásico de Eric Clapton “Layla”.gnr download

Como ya ocurriera un año atrás, su homenaje a Cornell con “Black Hole Sun” de Soundgarden y su inestimable “Knockin on heaven’s door” donde casi podíamos llamar nosotros ante el hedor que la depuradora nos daba a cada cierto rato.

Y así, no sin darnos cuenta, porque para muchos hubo tiempos de bajón llegábamos a una recta final poderosa con “Patience”, “Don’t cry” que es pura nostalgia y “Paradise city” con el brazo en alto.

Un show excesivamente largo, más teniendo en cuenta que es un festival y que todo queda parado para centrar la mirada en ti. Fuegos artificiales, confeti y ciertos estallidos atronadores algo cutres acompañaban un espectáculo nostálgico. Nos dejaba satisfechos sin duda, y muchos podrán decir “yo estuve ahí” pero seguimos pensando que en un festival sus tiempos fueron excesivos, que Axl no está como muchos intentan hacer creer y que, ni de lejos, sería lo mejor de Download a la vista de lo que veríamos el sábado.

Sábado 30

Llegábamos al último día de festival, supuestamente el más agradable en cuanto a temperaturas pero que se lo digan a SHINEDOWN casi abriendo en el escenario 2 ante un sol de justicia. Otros que con “Attention attention” recién lanzado querían dejar buenas sensaciones. Lo hacían con temas como”Sound of madness” ya con mucho público a pesar de las horas y del mal olor que repetíamos en la Caja Mágica por momentos; una buena sobremesa.

shinedown

Cortes como “Unity” o la melódica “Second chance” son buenas balas musicales, con un Brent smith que no dudaría en pasearse ante el público. Un rock metal de indudable categoría y sello americano que, si bien no sonaba todo lo bien que deseáramos, dejó buen sabor de boca.

El escenario principal acogía la contundencia y melodía de BARONESS a quienes escuchábamos de lejos temas como “Shock me” o “March to the see” mientras íbamos acomodándonos para la vuelta de THE HELLACOPTERS.

the hellacopters

El grupo liderado por Nick Royale y Dregen regresaba por fin a Madrid con su rock clásico lleno de energía y melodía. Boinas y pelo largo, con un público variado en edad que disfrutaba con temas como “Take me home” y “By the grace of god”. Sol para los suecos, enfundados en poses rockeras donde Dreguen se maneja como pez en el agua y el estilo y voz de Nick convenciendo.

Se meten a los suyos en el bolsillo con canciones como “Toys and flavours” e “I’m in the band” que no sonaron todo lo bien que nos gustaría, en un escenario que en cuanto a sonido pecaba de excesivo por muchos momentos.

De unos suecos a unos daneses. VOLBEAT es ejemplo de garra y estilo. Rock metal bajo la la magia vocal de Michael Poulsen y estilo de Rob Caggiano a la guitarra. Muchos sabedores de su potencial abarrotaban ya el escenario 1 para vez esa mezcla entre Elvis y Metallica con canciones de la magia de “The devil’s bleeding”, “Sad man’s tongue” o “Dead but rising”.

volbeat

Suenan como una máguina bien engrasada y destilan buen rollo. Lo pasan bien y hacen disfrutar, sus conciertos siempre funcionan con “A warrior’s call” y su pegadizo “I only want to be with you”. Sonaba bajo alguna gota de agua que se quedó en eso “Seal the deal” dedicada al fallecido recientemente Vinnie Paul.

Puro músculo y presencia para ir cerrando a lo grande con “Still counting”. Nada de parafernalia, solo talento y buena música bajo ese estilo metal y rockabilly que nunca defrauda.

Y llegábamos a la recta final o mejor dicho, a las potencia y veteranía. Primero con JUDAS PRIEST. Aquí da igual si había dudas o no como ocurriera con Guns ‘N’ Roses. Judas Priest están en plena forma y Rob Halford también. Con eso lo decimos todo. No hay carreras, algo obvio pero tanto lo visual con una pantalla gigante y proyecciones, como el escenario y la puesta en escena, resultaban perfectas para acoger el vendaval de metal que nos esperaba.

judas priest

Ahora ya no son cabezas de cartel, Ozzy era el líder esa noche, pero su estatus bien definía que pueden seguir siéndolo. Tanto su buen último disco como su presencia en escena lo reivindican. Halford pletórico, un chorro de voz que nos dejaba atónitos de comienzo “Firepower” como después con clásicos como “Grinder” y “Sinner”, todo con mucha pose por parte del resto de miembros y un explosivo Halford que embutido en ropajes nos asfixiaba vocalmente hablando.

Con lo impactante en lo visual, aun siendo aún de día como en lo sonoro con temas como “You’ve Got Another Thing Coming”, “Painkiller” y regalos de la talla de “Bloodstone” y la emotiva “Rising From Ruins” la banda brillaba de izquierda a derecha.

La comunión y caras de felicidad entre el público se dejaba notar, con regalo incluído al aparecer Glenn Tipton para interpretar “Metal Gods”, “Breaking the Law”, impresionante y un “Living After Midnight” con el que dejaban el pabellón sumamente alto. Larga vida a Judas.

Y con esa gran sensación de haber visto uno de los mejores conciertos del festival, tocaba turno para OZZY. Por si había alguna duda, el veterano músico pronto callaba bocas. Lo que antaño eran críticas por su estado de salud pronto se convertían en aplausos con un inicio espectacular. Un vídeo resumen visual de su carrera para abrir a golpe de aplausos con “Back at the moon” con un escenario que estaba presidido por una cruz gigantesca que le daba un toque espectacular al stage, donde jugando con lo visual iba dar mayor empaque a un concierto majestuoso.

ozzy

Ozzy, con sus conocidos movimientos nos dejaba atónitos ante esa grandísima voz, llegando con una fuerza inusitada en canciones como “No more tears”, “I Don’t Wanna Change The World”, “No More Tears” y “Suicide Solution”. En este último Zakk Wylde daba una lección instrumental y su presencia hace ganar enteros a los conciertos de Ozzy.

Todo sonaba perfecto, un ciclón musical y un Ozzy entregado, pidiendo todo el rato los brazos en alto, juguetón con los suyos, respetuoso con sus compañeros, presentándolos con mención especial a Wylde y temazos como “Fairies wear boots” o “War pigs” liderando una función en la que Wylde se movería de un lado a otro para contentar a todos. Bajando al foso e incluso yéndose a la pasarela para subirse ante el público y tocar un solo con los dientes, ahí es nada.

Una especie de resurgimiento musical a todas luces sorprendente. Nos alegró la noche y, además, nos hizo creer en el renacimiento musical de un OZZY en un estado inesperadamente magistral. Una forma de cerrar un festival de manera perfecta como la gran enseña de este Download 2018.

En resumen, un gran conjunto musical en líneas generales, con grandes conciertos destacando Ozzy, Judas Priest o A Perfect Circle lo poco que tocaron, un buen clima y donde el desagradable olor de la depuradora revolvió el estómago a más de uno en muchos momentos como inesperado invitado sorpresa.

Miguel Rivera / Álex Cotarelo