BEGO MARTÍN

VOCACIÓN Y TALENTO

Es un verdadero placer no ya poder entrevistar a gente como BEGO MARTÍN sino poder conocer y pasar un rato con personas tan interesantes como ella. Conocida modelo de 26 años ahora se embarca en una nueva aventura para nosotros, que no para ella, como ilustradora, en una faceta en la que ya tiene larga experiencia “llevo desde pequeña dibujando”. Eso se nota, porque aunque dicha carrera comience de algún modo de manera profesional en este momento, Bego lleva mucho tiempo dedicando tiempo e ideas a su pasión. 

Podríamos decir desde ya y teniendo entre manos su pequeño “bebé” llamado “Los huesos del corazón” que tiene mucho futuro por delante. Hay que descubrir un talento innato que se nota desde que abres y disfrutas de las primeras páginas de este proyecto editorial que lanzaba hace unos días Lunwerg y del que, tras su lectura, deja un poso de profundidad, ensoñación y dulzura pocas veces visto.

Bego Martín, una chica súper agradable en las distancias cortas que, y como bien incide en nuestro encuentro, quiere que olvidemos los prejuicios que nos rodean como sociedad. Es conocedora y sabedora de ello por su profesión de modelo y le gustaría que “no se prejuzgue mi trabajo de ilustradora porque sea modelo”. No debemos hacerlo, hay una calidad humana en su escritura, fondo y belleza tanto por fuera como por dentro que deja poso. Y mucho, porque es de esa gente con la que, tras pasar un rato, podrías tener cerca por su calidad humana. De las que no engañan en una primera toma de contacto y que seguro, ganan con el tiempo cerca de uno.

De eso aprendimos durante casi dos horas con ella, citándonos en el nuevo espacio Jardín Cervezas Alhambra. La conocemos tanto en lo profesional como en lo personal, porque hablamos mucho de todo, de su profesión de modelo, de la nueva etapa como ilustradora sabedora de lo necesario de “tener un plan B ya que en la profesión de modelo debes planificar tu futuro”. Ella lo está haciendo, y a la vista está, con mucha cabeza y talento. 

Su libro es un canto a las emociones más profundas, a los sentimientos, todo jugando con los colores y con las calaveras ilustrando unas páginas que acabas tocando y oliendo, como ella hizo llorando cuando vio la edición en mano. No es para menos, más de un año de trabajo que, una vez lo leemos, debe ayudarnos a quitarnos ese prejuicio sobre las modelos, pudiendo y debiendo ir más allá del físico para demostrar, como ella hace, que hay mucho más que contar detrás de aquello. 

Nos hemos quitado el antifaz para y, como siempre hacemos en Rostros, ofreceros la cara más personal y cercana de una ilustradora, que también modelo, con muchas y buenas cosas que decir.

bego martin rocktotal arturo de lucas

¿Quién es Bego Martín?

Pues una chica de 26 de años, ilustradora, modelo, con muchos miedos e inseguridades, sensibilidad, manías e inquietudes. Estoy en un momento de mi vida en el que creo me conozco bien, lo cual está genial porque antes me pasaban cosas y no sabía la razón y ahora me suceden y ya conozco los motivos, puedo decir que me conozco bien aunque sigo descubriéndome e intentando gestionar muchas de las cosas que me suceden. Estoy en un momento muy guay, así que me siento muy afortunada.

¿Cómo surge este primer proyecto editorial “Los huesos del Corazón”?

Este libro ha sido un poco terapia de choque para mi, porque ha sido un año en el que he tenido que enfrentarme a diferentes cosas personales, a un montón de complejos, dudas y defectos que tenía y los he enfrentado de cara. Para mi la editorial Lunwerg es un regalo, porque admiro a muchos ilustradores de su plantilla. Cuando me presentaron el proyecto me dio muchísimo vértigo, derivado a que cuando me vienen retos me surgen ciertos miedos paralizantes. Hasta ahora las cosas que sacaba las hacía en mi caverna en soledad sin enseñárselas a nadie y ahí se quedaban.

Decir que sí a Lunwerg era ponerme de verdad a ello y echarle narices, así que ha sido un año y un viaje muy movidito, de obligarme a hacer muchas cosas y lanzarme al vacío.

bego martin rocktotal arturo de lucas 2

“Los huesos del corazón” es un libro precioso, lo mismo que sus ilustraciones, para las que has buscado enseñar todos los sentimientos con calaveras.

Sí, porque para mi la calavera es un elemento que tiene muchas simbologías y muy dispares y todas y cada una de ellas me parecen muy interesantes. Me dio por las calaveras primero porque la estética rockera me encanta y es un símbolo ligado al máximo con el rock. Empecé por ahí y también me encantan las catrinas mexicanas porque además me inspira mucho la botánica, las flores y dibujos detallados y en esas calaveras mexicanas me aportaba mayor inspiración. En un momento dado me aburrí de ello y decidí investigar en calaveras probando con acuarelas, distintos pinceles y papeles buscando calaveras más realistas y dándole una vuelta al símbolo tradicional de la calavera. Una vez me presentan el proyecto pensé en más de 100 diseños buscando ideas. La calavera es lo más básico del ser humano, es lo que queda, así que lo trasladé a los sentimientos, pasiones, emociones… de ahí viene todo. La idea era asociar cada emoción a una calavera en forma de diccionario.

Ha sido un proyecto muy divertido porque hice primero todo el texto y luego me puse con las ilustraciones; un proceso muy bonito.

El color negro, ¿qué representa para ti?

Pues mira, es curioso porque al principio pensé en hacer todo en orden alfabético pero luego pensé que sería bueno asociar las emociones según colores. Me senté, hice un listado con amarillo, azul, rojo y negro. Me reía porque me salían muchas ideas de negro y no tanto amarillo, lo que me parecía muy deprimente, no sabía la razón pero me resultó más sencillo el negro y tuve incluso que quitar algunos elementos para que no quedara un libro más oscuro.

bego martin rocktotal 4

¿Te considerarías influencer?

A mi es que es una palabra que me da como vértigo porque se utiliza para muchas cosas. Yo lo entiendo para alguien que de alguna manera ejerce influencia, por ejemplo cuando alguien cuelga un vestido y después 50 niñas se lo compran, eso de alguna manera es influenciar. Yo no sé si tengo ese poder, lo dudo, y si alguna vez lo tengo sería una gran responsabilidad.

Hablando de ello me parece triste cómo cuando sucede algo importante en un concierto o estás viendo un atardecer y es precioso, haya gente que su primer impulso sea sacar el móvil y grabarlo, es lo primero que sucede, como agobiados buscando el teléfono. Hace poco en mi cumpleaños me trajeron una tarta con muchos detalles y había gente en la mesa que en lugar de estar mirando la cara de quien cumplía años y disfrutando del momento, observé y el primer impulso con la tarta era sacar el móvil, de verdad que eso me da pena. Me queda el consuelo eso sí, de que todavía a mi no me pasa, sigo disfrutando. Pero creo que hay influencers que saben gestionar esos momentos y sacarlo o no cuando deben.

El estigma de las modelos está ahí, quizás el lanzar un libro tan profundo como éste, puede ayudar a ver a una modelo como algo más que una cara bonita.

Sabes que pasa, que somos muy prejuiciosos en esta sociedad y a mi por ser modelo, durante mucho tiempo, cuando comentaba mi interés por la ilustración lo hacía como de tapadillo por ese mismo prejuicio que tenía hacia mi misma. Como dices, es cierto que hay prejuicios como modelo que no juegan a mi favor, pero estoy aprendiendo a ser consciente que no tiene nada de malo. Me entristecen esos prejuicios especialmente si tienen mi libro delante y parten de esa base, de la idea sobre las modelos y no de que no lo hagan por mi trabajo, que partan de otra base más allá que la de “bah, es modelo”.

Tendemos muchas veces a pensar que una modelo no puede ser más que una modelo o que una actriz simplemente puede actuar. Cuando alguien se sale de eso se le critica mucho, no podemos partir de esa base tan prejuiciosa porque hay gente que vale para otras facetas. Yo dibujo desde que soy muy pequeña y nadie me puede echar en cara nada, he escrito lo que ves en el libro con todo el corazón e ilusión, que lo lean y digan si les gusta o no pero que me encantaría que no se me prejuzgara.

bego martin rocktotal 3

¿Cuánto tiempo va a ocupar esta faceta y la de modelo?

Pues mira, yo al trabajo de modelo le estoy súper agradecida, primero porque he conocido gente estupenda y me ha aportado cosas muy positivas, he aprendido un montón de la industria también. Tengo cierta sensación de que es una etapa que se acaba tarde o temprano y que intentaré alargar al máximo pero sabedora que mi etapa álgida fue hace años. La gente cuando digo esto se escandaliza mucho pero las modelos con 26 años ya son mayores, ahora trabajo con chicas de 16 años. Mis amigas de la industria ya buscan nuevos caminos, desde que comienzas eres consciente que debes tener un plan B, y cuanto antes mejor porque puedes pasarlo mal. Yo he tenido la suerte de tener la afición del dibujo que ahora empiezo a plantear como profesión.

He trabajo de muchas cosas, de camarera, de azafata, en una productora de documentales mucho tiempo… la carrera de periodismo y comunicación si hubiera sido por mi me la habría ahorrado, se me hizo un poco de bola y la terminé, pero si puedo no dedicarme a ello así lo haré, pero me ha aportado un montón de cosas.

¿De qué te ha servido el proceso de creación de “Los huesos del corazón”?

De mucho y cuando acabé el libro me dio mucha pena. He estado un año tan metida e implicada que ni lo pensaba, cuando le di a enviar me dio un bajón, pero al día después ya quería hacer otro. El proceso de creación me ha encantado y me ha dado alas e ideas para otros proyectos. Siempre he tenido en mente hacer una marca de ropa con mis diseños y estampados, y el libro me ha metido en un bucle de realizar más cosas.

¿Cómo es el día a día de Bego?

Pues es muy cambiante la verdad, porque tengo muchos ataques de insomnio creativos que hacen al día siguiente esté mejor o peor, hay días que me acuesto de día dibujando, o viendo documentales o escuchando música o leyendo sobre algún tema que me ha obsesionado. Tengo muy poca rutina y creo que me vendría bien.

¿Hay cosas que hacer todos los días?

Sí, aunque a veces pienso que me gustaría tener un trabajo de 9 a 18 horas y tener unos ingresos fijos y tal, pero luego pienso que echaría mucho de menos esto, aunque haya mucha inestabilidad. Como modelo va por rachas pero como ilustradora creo que por las cosas que tengo en la cabeza trabajo siempre tiene que haber.

bego martin jardin cervezas alhambra

En lo personal, ¿cómo llevas la prensa rosa?

Me da mucha pena como antes te decía que se prejuzgue por tu tipo de trabajo o con quién estés y que eso salga en los buscadores. En mi día a día en cuanto a que me persigan o me den el coñazo me parece que no es importante, no es relevante, pero hay cosas que ves y lees que me hacen gracia, porque no me parecen relevantes, segundo porque se dicen cosas muy disparatadas como que vivo en Florida, que hago kickboxing… la gente inventa y me da la risa. Pero lo que sí me molesta del tema, como con los prejuicios de modelo, es que la gente base su opinión sobre ciertas historias que poco tienen que ver con el libro. La creación de este proyecto me ha tenido muchas noches sin dormir, de muchísimo trabajo y ansiedad, muchas dudas y estrés y formación para hacer lo mejor, y me gustaría que la opinión se sustente en ese esfuerzo y no de con quién salgo o con quién dejo de salir. Me daría pena que perdiera credibilidad o que el libro sirviera de excusa para hablar de otras cosas, porque creo que no es justo.

¿Has tenido momentos incómodos?

Más que incómodos igual tristes. Este libro que es mi mayor ilusión, pues puedo ver un titular que no habla de eso y me daría como pena, o que busquen una entrevista para hablar de otras cosas que creo no son importantes, lo veo como algo absurdo.

¿Crees que ser modelo puede “perjudicar” de algún modo tu carrera como ilustradora?

Puede ser, por todo lo que hemos hablado de los prejuicios de la gente y antes esa idea me machacaba mucho, pero llegó un día en el que pensé, soy modelo, trabajo de ello y tiene cosas muy buenas, no debes sentirte avergonzada y menos ser tan duros con nosotros mismos.

¿Qué ilustradores te gustan?

Pues me encantan Coco Dávez, Ricardo Cavolo o Alfonso Casas, todo lo de Lunwerg y sigo a muchos ilustradores.

¿Alguna película o serie que destacarías?

La verdad es que durante el proceso del libro he visto muchos más documentales de todo tipo de temáticas. En series estoy obsesionada con “El cuento de la criada” u “Ozark”. De películas he visto últimamente “El reino” y me gustó mucho.

Y en cuanto a música, decías que eras rockera de espíritu.

Sí, y últimamente mucho por el rock español, por ejemplo Los Zigarros y también el rock inglés como los Arctic Monkeys o los Rolling Stones aunque suene a topicazo.

Para despedir ¿qué sentiste cuando tuviste el libro en tus manos?

Lloré mucho. Lo tengo grabado porque era un momento muy especial. Lo había visto en formato digital pero dos semanas antes de lanzarlo me lo mandaron con un empaquetado muy bonito y desde que llamó el mensajero al telefonillo mientras subía yo ya estaba temblando. Grabé el unboxing en directo pero para mi, para tenerlo yo y ver qué cara ponía, era una especie de sueño. Lloré y me tiré un rato tocándolo, oliéndolo, todavía no me creo que haya hecho un libro.

Entrevista: Miguel Rivera

Fotografía: Arturo de Lucas