METALLICA

METALLICA

05/02/2018

WiZink Center, Madrid

Promotor: Live Nation

Fotos: Mariano Regidor

El llamado showbusiness poco importa cuando se habla o mejor dicho, se ve a METALLICA. Tipos con más de 50 años, más de 100 millones de discos vendidos e historia viva e importante del metal a nivel mundial sirven para, y aunque todo muy estudiado, la formación siga dejándonos atónitos cada vez que les vemos.

metallica madrid 1

El cuarteto continúa demostrando músculo, bajo una bonita producción que deriva en un cuadrado escenario en medio del pabellón, en este caso un WiZink Center a reventar y unos cubículos en lo alto a modo de pantallas y focos que subían y bajaban al son de la música.

Espectacular poder verles tan de cerca para los que estábamos en pista a base de diversos micros repartidos sobre el escenario teniendo delante por momentos a Hammet (el que menos en mi ubicación), Trujillo y Hammet.

metallica madrid 4

No cabía tanta sorpresa en su segunda noche en Madrid. Las redes sociales hacían que conociéramos de antemano el espectáculo visual, la llamativa y para algunos sobrada versión de Los rockeros van al infierno de los Barón o una especie de batucada. El caso es que la formación americana no dejaría títere con cabeza en más de dos horas de músculo thrash y metálico.

Dos temas de “Hardwired” para comenzar como el mismo y el potente “Atlas, rise” funcionando más que bien a pesar de un sonido mejorable que pronto subsanarían en cuanto a la voz de Hetfield. Previamente, habíamos escuchado su inicial intro de Morricone “El bueno, el feo y el malo” para que todos esperaran con mucha expectación la salida por el pasillo del grupo.

Brazos en alto y algunos empujones por coger mejor sitio mientras sonaba la melodía de “It’s a long way to the top”. Hetfield aprovechaba para dar las gracias y decir que “la familia de Metallica estaba de vuelta en Madrid”. Qué mejor momentos para tirar de fuerza en “Seek and destroy”, sencillamente brutal como único rescate del genial “Kill ‘em all”.

metallica madrid 6

Con mucho movimiento sobre el escenario y entrega, con todo el pabellón puesto en pie, y digo todo porque gracias a la distribución de escenario han podido llenar todas las gradas batiendo el record de asistencia del recinto. “Fade to black” y la coreada “From whom the bell tolls” serían bendecidas por el respetable.

Entre todo esto, disfrutábamos y a veces, nos metíamos en escena por el móvil de otros, con cientos de smartphones grabando o haciendo boomerangs al escenario y sus cubículos móviles, que desde luego darían mucho juego e impacto escénico al cuadrilatero.

Si suenan canciones como “Creeping death” “Moth into flame” y el denso “Sad but true” es que la cosa está quedando bonita, y a raíz de los comentarios y caras damos fe. “Dream no more” sería otra sorpresa con respecto a su concierto del sábado donde sonó en su lugar “Confusion” y entre todo, la conocida versión de Barón rojo que volvió a elevar los smartphones en lo alto. Curioso, como la batucada, pero para muchos fue algo que sobraba con un repertorio tan amplio que poder explotar intentando dejar cuantos menos clásicos fuera mejor.

metallica madrid 5

Doblete de Hardwired… para recibir los temas ‘Now That We’re Dead’ y ‘Dream No More’, que se convirtió en otra de las variaciones con respecto a su pasado setlist donde dejaron car ‘Confusion’.

La banda se maneja en el escenario como siempre, con soltura, buena química y mucha hermandad que Hammet se ocupaba de reflejar llamando “hermanos” a los suyos. También hubo tiempo para preguntar al respetable cuántas veces les habían visto o si era la primera, a la que se sumaron muchos brazos en forma de afirmación. Es lo que tiene METALLICA capaz de arrastrar a generaciones que pueden haberles visto cada vez que han venido o esta ser su primera experiencia.

metallica madrid 6

Cómo no, una de las mejor acogidas su infalible “Last caress” de THE MISFITS que bordan con caricaturas de la banda y “Creeping death” empalmando como merecía, luces de color naranja y fuegos alrededor de la batería para dotarlo de más épica.

Uno de los momentos más espectaculares llegaría con “Moth into flame” con unos pequeños drones sobre el escenario y luces blancas para dejar momento foto de espectacularidad aplaudida.

metallica madrid 3

Y con esto, la receta final que no era otra que “Nothing else maters” con el logo de la banda sobre la bandera española en las pantallas cuadradas y “Enter sandman” cerrando a fuego, nunca mejor dicho, la musculosa actuación.

METALLICA demostraron nuevamente el por qué son la banda con legiones de millones de seguidores a su espalda. Un espectáculo visual que quizás podría haber aportado algo más para lo que son, pero que visto lo visto, con la mejora del sonido inicial y su set list tan completo, dejaron al WiZink Center sumamente satisfecho. Amén.

Miguel Rivera