Entrevista con el equipo de TORO

TORO

El thiller nacional brilla con películas cargadas de intensidad y fuerza como lo nuevo de Kike Maíllo TORO. Protagonizada por Mario Casas, José Sacristán y Luís Tosar, hablamos con todos ellos donde la música también tiene su espacio.

toro-pelicula-cartel-horizontal

Dinos Kike, ¿qué te lleva a dar el salto de la ciencia ficción de EVA al thriller que es TORO?

Lo que nos lleva a ello es enamorarnos de las tensiones que se producían al final de Eva, explotaba a media gas y al final del film se veía tensión y se ahondaba un poco en el thriller también. Nos habíamos quedado con un gran regusto de ese final y teníamos ganas de hacer una película más intensa.

Por mitad del camino conocí al guionista Fernando Navarro y empezamos a charlar sobre trabajar juntos y nos enamoramos de un personaje muy bruto y violento, capaz de tomarse la justicia por su mano, y emprender una venganza brutal si llegaba el caso, y ello nos lleva a Toro.

Mario Casas, Luís Tosar y José Sacristán, un trío de ases. ¿Tenías en tu mente dichos actores para el film?

En el caso de Mario y Luís, acudimos a ellos aproximadamente 9 meses antes de tener una primera versión de guión. Nos reunimos con ellos gracias al productor, y teníamos claro que Mario nos funcionaba muy bien su condición física pero también el carisma de su estrella y anteriores personajes. Necesitábamos un personaje oscuro que tiene un alma blanca con el que se sintiera identificada la gente.

En el caso de Luís Tosar, ofrecíamos un caramelo porque tiene mucha ambivalencia su personaje, sin saber de qué pie cojea, y ambos dijeron rápidamente que estarían dispuestos. Llegamos bastante más tarde con una primera versión.

En el caso de Sacristán fue algo distinto porque pensamos en un principio en un papel para alguien de unos 50-55 años. No acabó de convencernos ninguna opción y pensamos en subir la edad para que alguien grande de nuestro cine estuviera ahí, y hablamos con Pepe y le gustó mucho la idea, y la verdad es que tener esos 3 nombres tan conocidos de 3 generaciones diferentes del cine español, pues es una maravilla, la verdad.

En tu cabeza ¿está el hecho de la taquilla antes de un estreno?

Está claro que uno está pendiente de cómo va a funcionar la taquilla, esencialmente porque si funciona acelera los procesos, asegura que harás una nueva película y la harás más pronto que tarde. Y también porque hago las películas para la gente. Siento cierta impaciencia porque la película es la que es y ya pasé los mayores nervios que es enseñar la película a tu madre, y con ella todo bien (risas).

En mayo tenemos el día del cine, sabiendo que antes y después baja mucho la afluencia a las salas, ¿cuál es tu opinión sobre esta iniciativa?

Yo soy amigo de toda propuesta que sea meter a gente en el cine y devolverles a la rutina de pensar que hay películas en cartelera y que hay que hay que ir a verlas. Todas estas acciones que devuelvan ese funcionar con el espectador es positivo.

¿Crees que estamos en uno de los mejores momentos del cine nacional en cuanto a nivel de espectáculo y calidad?

Bueno, hay una serie de directores que hemos crecido viendo este tipo de películas y por tanto estaba claro que tenía que suceder algo así. No sé si la calidad es mejor pero sí siento que después de unos años complicados parece tenemos nuevamente cierta comunión con el público, que entiende que contamos buenas historias, con calidad y desde un sitio distinto del que la cuentan los franceses o americanos. Creo que la gente entiende que nuestro cine es bueno.

Viniendo de un medio musical, hay cierta envidia desde el ámbito musical por ver que vosotros, los cineastas y actores parece que estáis más unidos a la hora de reivindicar cosas o derechos, en comparación con los músicos.

Sí, creo que lo que ocurre es que en el ámbito musical el arte es algo más individual o de grupos muy reducidos, con lo cual conjuntarse es complicado, y luego, obviamente, está el tema de los egos. En una película intervienen 400 o 500 personas como en el caso de Toro y esa sensación de unión es más obvia, el cine es un deporte de equipo. Decía Buñuel “me encantaría ser escritor, pintor porque podría desarrollar mi arte solo en mi casa. Me dedico a un arte, decía Buñuel, que para empezar a escribir necesito a muchas personas citadas a las 7 de la mañana”. Eso sí que hace que de alguna manera entiendas las problemáticas de los otros, independientemente de que seas actor o el actor estrella.

toro-luis-tosar

José Sacristán e Ingrid

¿Cómo te ves en un personaje tan oscuro?

Sacristán: Me veo bien cuando el personaje tiene entidad y personalidad porque este malvado tiene un lado vulnerable por el lado de la carencia de ese hijo que no tiene que lo quiere a toda costa en la figura de Toro, me parece un hermoso personaje. Por otro lado muy reconocible en la geografía hispánica.

¿Es mejor ser bueno o malo?

Sacristán: Ni bueno ni malo, el buen personaje, la buena historia, eso es lo que importa. Cuando está bien construido hay personajes fabulosos.

Un personaje secundario de gran importancia en cualquier caso, ¿cómo ha sido?

Ingrid: Ha sido maravilloso, un gustazo que con tan poco tiempo trabajando pueda compartir cartel con Pepe, Luís y Mario, y que hayan considerado que estoy a la altura de la situación. Hubo un momento complicado de pensar que compartía cartel con ellos, pero ha sido estupendo poder hacer un personaje tan bonito y real, admiro la capacidad de Estrella de amar a un personaje como Toro. Trabajar con Kike también ha sido un gustazo, un gran directo que me ha dado mucha libertad diciéndome lo que tenía que decir, pero tiene las cosas muy claras haciendo mi trabajo muy fácil.

El público parece que apoya más ahora al cine nacional, ¿qué opináis?

Ingrid: A veces la gente habla del cine español y me da un poco de rabia porque parece meten todo en el mismo paquete y hacemos un cine muy diferente. El público es verdad que se está reencontrando un poco con el cine nacional, y el estigma del cine español se está rompiendo, lo que es bueno. A la hora de trabajar sí que tenemos que mejorar en ciertos aspectos con respecto a fuera. Somos gente muy preparada y que amamos mucho esta profesión, tanto actores como directores o técnicos, dando muy buenos resultados.

Sacristán: Son muchos años en esto y he vivido muchas cosas pero hay algo constante que es la precariedad con la que casi siempre se ha visto el cine español a la hora de producir, visto y exhibido. Lo restringido del mercado, el advenimiento de nuevos procedimientos, la piratería… pero  para no caer en los tópicos, para mí después de 60 años en este negocio, es formidable seguir compartiendo anhelos y sueños de los jóvenes que eso es invariable, porque esto se hace con amor, y siempre ha sido así. Unas veces se cuenta con más apoyo y otras menos, si bien nuestra calidad en cuanto a cine debería ser más proporcional como puede ser en Francia. Pero a mí me da muchas satisfacciones tanto como actor y público, y me siento orgulloso y privilegiado de formar parte de esto.

toro maillo

El apoyo de las televisiones y productoras ¿es importante?

Sacristán: No solo eso, es imprescindible, siempre acorde a unos criterios y proyectos, pero sin el apoyo de una televisión a día de hoy es fundamental, no solo por soporte si no por la promoción.

El nivel parece que ha mejorado mucho en este género y cine de acción.

Luís: Sí, la estética comienza a ser más universal, el lenguaje formal viene a ser algo más global. Lo que sí igual teníamos pendiente con respecto a otros mercados era el trabajo promocional, el marketing y de cómo vender las películas y sin duda hemos aprendido un poco más de cómo lo hacen las “mayor” y Estados Unidos. El hecho está ahí, películas con vocación de gran público aguantan en cartel.

Parece que a malas críticas mejor resultado en taquilla.

Mario: Pues la verdad que no lo sé, pero sí que es verdad que he escuchado malas críticas de Ocho Apellidos, de Palmeras en la nieve, de Ahora o Nunca… es cierto que es una situación algo extraña que dentro de la crítica se da caña a un tipo de películas que luego son éxitos, creo que va separado en cualquier caso, mira Kiki que está resultando un éxito y ha recibido aplausos por parte de la crítica. Al final todo son opiniones y puntos de vista pero con mucha más voz que el público en sí que paga la entrada. Sí que veo a veces que cuando a un crítico le da por una peli le da a todos por igual, poca variedad entre ellos.

Mario, el hecho de haber participado en películas más teenagers ¿ha hecho que se te tomara menos en serio al comienzo?

Lo que pasa que cuando uno está empezando es lógico que no te tomen en serio, tanto en televisión como en cine. Ahora pasa que en tv parece que es diferente, antes los que empezábamos ahí se nos tenía menos respeto, ahora es distinto y casi es un paralelo donde el cine y televisión casi van de la mano. Sí he hecho films más acorde a mi edad por aquél entonces destinado a un público más veinteañero como “Tres Metros sobre el cielo” que pegó fuerte entre los jóvenes. Pero con el tiempo, la edad y la madurez también me han ido regalando otros personajes y en eso estoy.

Miguel Rivera

UA-67544125-1