THE DIRT

THE DIRT 

Netflix

the dirt netflix

Estamos en un momento feliz para los films sobre grupos de música, y más aún sobre los de rock. Tras el éxito de Bohemian Rhapsody y, salvando las distancias, llega el turno para un proyecto de casi una década, THE DIRT, film basado en la autobiografía de uno de los grupos más exitosos del hard rock de los 80, Mötley Crüe.

Para ello, y tras dar muchas vueltas, el film ha acabado en manos de la todopoderosa Netflix, plataforma que nos ha vuelto casi adictos al contenido diario, con numerosas buenas series pero que en el apartado cinematográfico está a un nivel pasos por detrás. Y todo ello con la oscarizada ROMA de Cuarón de por medio, y poco más.

El tema es que THE DIRT es un film entretenido, de fin de semana, donde lo mejor es que nos ofrece algunos temas nuevos en su banda sonora por el propio grupo y que, recuperamos sensaciones con algunos míticos temas como “Girls girls girls” o “Live wire” entre otros. En cuanto al apartado cinematográfico, la película se sustenta y de qué manera en la fórmula clásica de “sexo, drogas y rock and roll”, contado de manera divertida pero también dejando ver las miserias que, muchas de las bandas de la época vivieron en su coqueteo con las drogas duras y los excesos. Lo de estos, para comer aparte.

Conocemos situaciones llamativas, hilarantes como apariciones de David Lee Roth o el accidente de coche de Vince Neil, además del descenso a los infiernos de Nikki Sixx con la heroína. De por medio, sus comienzos para dar paso pronto a sus descaradas fiestas, como unos niños diabólicos organizando fiestas por doquier, armándola en los hoteles de gira o “follando” con todo lo que podían. Relaciones amorosas como la de Tommy con Heather Lockeart y su matrimonio pero de pasada para centrarse en las idas y venidas de una banda desastrosa de puerta para dentro pero irreverente y potencial hacia fuera.

El caso es que tenemos una hora y media entretenida para meternos en la historia de una de las bandas míticas para entender el hard americano de la década, pero que, como sucede con otros films de la plataforma, dista lejos de ser un producto de categoría de cine.

Miguel Rivera