BELAKO

PERSONALIDAD ÚNICA

Menos jóvenes y más maduros musicalmente hablando. Así se presentan BELAKO en su tercer largo “Render me numb, trivial violence”. La que fuera joven promesa es toda una realidad en la que sus directos les avalan y su personalidad, única en todo caso, hace que sean un rara avis en la música. Además, los chicos son majos, vamos que lo tienen todo para seguir creciendo en consonancia a sus méritos musicales, que son muchos. Hablamos con ellos cerveza en mano en Madrid.

belako portada

¿Qué creéis que hay de diferente en este nuevo disco para el público que os conozca y para el que se sume ahora?

Josu: Es un salto considerable, desde el apartado de las letras, con mayor madurez, más comprometidas, hablando de problemas diferentes, conflictos y solo con eso creo que es un paso  más que no sé si había que dar pero que es positivo y engrandece el trabajo. También en el sonido hemos conseguido algo muy intencionado, grabado en analógico y por esa parte ha sido otro tipo de metodología más pensada. Esos son los cambios más significativos.

Sacáis vinilo y grabáis en analógico en la era digital.

Lander: Sí, pero además de analógico hay una menor parte que hemos grabado en casa de Josu y Lore en digital. Y también encontramos partes grabadas por grabador de móvil. Así que hemos tirado de lo clásico pero también de lo más actual.

Josu: Lo del móvil nos mola porque generas otra suciedad, buscando una producción menos limpia y cuando nos sonaba así pues tirábamos de móvil lo-fi que te sube sonidos que no se oirían. Le coges cariño a ese tipo de sonidos aunque haya gente que le parecerá casi una falta de respeto (risas). Solo hay dos o tres momentos en los que pasa eso que no vamos a decir cuáles.

Lander: Que cada uno distinga qué está grabado con qué.

Lore: Eso, que intenten buscar las diferencias y sepan qué se grabó en móvil en casa o en digital o analógico.

belako

El título hace referencia a la violencia. ¿Creéis que somos una sociedad violenta?

Lore: Está claro que somos inmunes a ella, y de ahí el título, que realmente pasan cosas a nuestro alrededor y no hacemos nada, lo tomamos como algo normal.

Josu: Eso de alguna manera también es violencia, el verlo y pasar, se ve en  nuestro día a día. Incluso hacer creer que tienes la conciencia tranquila, cierras los ojos y miras para otro lado cuando en el mundo pasan cosas terribles.

Lore, como mujer, ¿qué crees que lleva que no haya equiparación salarial? ¿Nos hace una sociedad retrasada?

Lore: Sin duda, nos hace una sociedad retrasada mental. Es algo que da asco, que una mujer cobre menos que un hombre haciendo el mismo trabajo. Te entra mala leche porque no me creo que hoy en día pasen estas cosas. Que alguien haciendo lo mismo y capacitados al mismo nivel, o incluso pudiendo hacer mejor el trabajo una chica… es algo surrealista.

Que desde el periodismo también se refleje al comunicar de una manera equivocada.

Lander: El periodista tiene una gran responsabilidad.

Lore: Cris hizo referencia un poco a eso en el comunicado que colgó. Al machismo camuflado en los medios, cómo se hacen muchos comentarios machistas de las que no nos damos cuenta.

Josu: Cris se enfoca un poco en la prensa alternativa, en la opinión sutil que al final un taxista esta mañana ha dicho a Lore “qué poco pesa esto para ser un bajo; un bajo para chicas”. Lo que dejamos pasar es lo que corre peligro, por determinismo en algún momento todos somos machistas y hay que intentar serlo lo menos posible. Desgraciadamente la sociedad es machista.

Lander: A nosotros nos jodía ver a gente joven como nosotros opinar como opinaba. Ante la actitud de Cris se mostraron evidenciaS de periodistas que han escrito cosas machistas sobre la banda. Un titular de un periodista que dice “la cantante y la bajista… tal”. Pues eso hay que decirlo.

Lore: Cuando alguien te hace algún comentario machista y encima es joven, de mi edad, es algo que da miedo, e incluso menor que yo que venga tan machista hace creer que esto nunca va a acabar.

belako 2

Al final os habéis hecho Instagram. ¿Os consideráis activos?

Lore: Bueno, personalmente muy poco, pero a nivel de banda es algo necesario, son herramientas hoy en día que si no estás ahí casi no existes. No es que nos guste mucho porque pierdes tiempo pero es como una obligación. Es la parte que no nos gusta del trabajo, entre otras.

Lander: Publicamos lo que tenemos que hacer para no quemar pero para no quedarnos atrás, llevándolo en paralelo a la banda para estar en contacto.

¿Habéis aprendido de la gira mexicana?

Lore: Muchísimo, y ha sido una gran experiencia. Ha sido más paliza cuando no hemos estado tocando , porque hubo una semana más paradilla, y es un país más complicado en el que no puedes moverte igual que en tu pueblo, tienes que andar con cierto cuidado y no vas tan a tu aire. Pero ha sido estupendo, una experiencia genial y con mucha cultura rock. Hemos podido conocer un montón de cosas.

Debe haber vida más allá de OT en televisión.

Lander: No hay interés por la música en el gran medio. El medio poderoso es la televisión y siempre llevará las cosas hacia su interés, importando menos la música y más el show que hay detrás.

Josu: Hay cosas peores como Tu sí que vales, La voz, Masterchef…

¿Habéis recibido alguna vez mala crítica?

Lore: Nos enteramos más por las cosas que nos manda la familia y siempre son cosas buenas (risas). No solemos mirar, porque tampoco seguimos mucho las redes y menos estar en el ordenador a ver qué dicen.

Lander: Hacerse el harakiri es poner en instagram o google el nombre de tu grupo para ver qué dicen. Eso es entrar en una rueda que no creo sea buena, aunque de nosotros hablan muy bien habrá gente también a la que no le gustemos, como hay gente que no le gusta el chorizo. A mí me cuesta acordarme de un medio que hiciera una crítica mala, pero las habrá.

Josu: Como todo, con el tiempo y según vayamos sacando discos habrá malas críticas. Ahora todo es bonito porque eres la novedad. Con “Hamen” hubo ya alguna crítica porque ya no éramos banda emergente. Al principio sí que me influía mucho lo que pensara la gente, ahora te sigue importando pero menos.

Miguel Rivera