LOS CORONAS

PURO ESNOBISMO

“Señales de humo” es ese disco con el que una banda instrumental sale por la puerta grande. En un momento de consumo rápido en todo, y más en la música, LOS CORONAS van por otro lado y se marcan un doble vinilo con 17 temas, ahí es nada. De ello, pero también de cine, de la SGAE, de las grandes bandas o del postureo hablamos largo y tendido. Y tiene su miga.

los coronas 1

En un negocio de singles, de consumo rápido,  ¿qué os lleva a sacar un disco doble con 17 temas?

Javi Vacas: Ganas de llamar la atención. Aprovechando la oportunidad de que el vinilo está en un gran momento, el mejor desde que se acabó. Hemos decidido hacer un vinilo doble como amantes del mismo. Somos coleccionistas y por tanto era un regalo también para nosotros. Son cuatro caras con 17 temas que no suenan igual que en dos, suenan muy grandes.

Grabamos todo en analógico, tocando juntos y con sistemas antiguos, todo ese trabajo se va a poder apreciar en vinilo. Es un lujo, con el CD de regalo por menos de 20€ es la hostia.

Pero detrás de eso está también la cuestión musical. Nuestro último disco fue de comienzos de 2013, hemos girado cuatro años sin parar y a finales de 2015 paramos. Hicimos un descanso y grabamos en mayo, y con todo ello teníamos cada uno de nosotros muchos temas, unos 5 cada uno. Nos encontramos al final con 17 temas, y pensamos en hacerlo en un disco o uno doble según las mezclas finales. Ahí nos dimos cuenta de que necesitábamos todos.

Si tu pones 4 o 5 temas de la misma onda puede ser más plano, pero al hacer temas contrapuestos, cambios, algo que no tenga que ver lo ha hecho ameno consiguiendo un set list que no se nos hacía pesado y de ahí el doble CD, todo dependía de un buen equilibrio.

Tampoco teníamos un disco doble, era ahora o nunca, teníamos los temas y el vinilo está de moda.

David Krahe: Puro esnobismo, no es más que eso y de dar sentido a la forma en que grabamos.

El criterio del doble disco fue meramente musical. Teníamos un riesgo, que fuera demasiado largo pero al preguntar a la gente ha sido todo lo contrario. Cuando tienes que renunciar a una parte de lo que has hecho, te quedas con una sensación de no saber si te habrás equivocado. La reacción lógica es poner el foco en lo que no has incluido. Seguimos un criterio de dar sentido a todo lo que tengo, y si lo tiene, vamos a por ello. Si es al revés, pues igual puede ser que te estés pasando y que sobren canciones. Si no hubiéramos encontrado el sentido lo hubiéramos dejado fuera o sacado dos discos en dos momentos del año, pero la cosa ha funcionado y nos ha gustado.

A colación del tema de las 17 canciones, que pueden ser muchas, ¿hace que estudiéis más el orden de los temas?

Javi: Totalmente, ahí confiamos en el criterio de David que es un gran DJ.

Loza: Lo es, se comió el marrón y nosotros encantados. Escuchamos el set todos juntos tal y como lo ordenó y nos gustó.

David: Hay que escucharlo si puede ser un par de veces para ver si de verdad lo tenemos claro. Lo pones en el coche, o en casa, y si te funciona, pues bien. Al final tienes que encontrar un relato, que la historia sea buena como en una película. Lo construyes sobre lo que tienes, y para eso hay que tener buenas canciones. Estamos hablando de una obra muy coral a nivel artístico, encajando las piezas y creando un conjunto. Hay que encontrar esas claves para construir un buen relato.

LOS CORONAS podrían estar en una buena banda sonora, ¿algún director actual con el que os gustaría poder trabajar puestos a pedir?

Javi: Pues a mí me gusta mucho J.A. Bayona a nivel nacional, me encantaría meter música en sus películas, aunque fuera complicado por ser terror, pero no tiene límites, ahí tienes Lo Imposible. Sería un reto de la hostia con rock instrumental en una peli de terror. Se me ocurre Bayona porque me motiva. Te diría Tarantino pero él llama a Morricone (risas).

De los que hacen cine actual también me encanta Raúl Arévalo con “Tarde para la Ira”, una peli muy árida, con muy poca música pero encajaría muy bien con el rollo castizo y profundo y se podría hacer algo que encajara con eso.

David: Iñarritu también sería genial, le da muchas vueltas a las cosas. Otro sería León de Aranoa por su estilo cinematográfico tan social, creo que sería muy bueno.

Loza: Yo opto en lo internacional por David Lynch, que me flipa.

los coronas

A la hora de los festivales os vemos en uno de rock, otro de indie…

Javi: Tenemos esa suerte, es verdad, está abierto el campo. También nuestra propuesta en los festis suena a algo fresco y de mucho baile, que pueda tararear ya que no tenemos cantante, y que conecte con el espectáculo visual de referencias culturales que presentamos. Se trata de ofrecer un show y nosotros lo tenemos. No se basa en el carisma del cantante, se centra en otras cuestiones.

David: Hay que tener en cuenta la trayectoria. Nosotros venimos del rock y hemos querido domar a la fiera durante todos estos años, pero la fiera sigue ahí, lo que nos permite estar en un festi de rock con mayúsculas. La faceta fresca de baile instrumental te puede llevar a cualquier festival de fiesta, de pincelada exótica. La parte racial nuestra nos conecta con un Pirineos Sur o Womad y luego, el rara avis que somos dentro de la escena musical española, te puede llevar en un festival indie, que entre tanto lánguido podemos suponer una bofetada para el oyente, algo distinto.

En un disco como este de 17 canciones, ¿no pensáis en el momento de componer incluir algunas voces?

Javi: Lo hicimos en el EP anterior “El extraño viaje” y bueno, son experiencias, momentos que te lo piden y en su momento quisimos para versiones. Pero nosotros componemos historias con pasajes instrumentales y sin letra. Con vocalista habría que hacerlo de otra forma pero ya tenemos Corizonas.

David: Eso que dices ahí está, y nunca se sabe, pero teniendo Corizonas ya suplimos esa carencia y a la hora de crear tenemos esa vía de escape con otra banda paralela, estamos cubriendo esa posible necesidad.

Como músicos, que salgan a la luz temas como La Rueda en torno a la SGAE ¿cómo se ve?

Javi: Pues mal, muy mal, pero es un tema muy complicado. Hay dos partes enfrentadas y por resumirlo de alguna manera, la TV y la SGAE vieron la posibilidad de recuperar o generar dinero a través de la televisión, como siempre ha ocurrido. Los compositores que han participado de ese negocio, no ya los que han participado de manera ilegal, que los hay y están investigados por un juez, si no los que forman parte de manera legal, están a favor de que esto se mantenga.

Que las tarifas de una franja nocturna que tiene un 1% de audiencia se mantengan, cuando son mucho más elevadas que en cualquier otro horario, y hay otra parte que no está de acuerdo con ello.

Eso es una cuestión, y la otra es registrar piezas musicales que pertenecen a la historia de la música universal por una persona concreta, que es ilegal, y ahí ha habido un coladero de control sobre registrar composiciones X como si lo hicieras sobre Vivaldi, y eso, lógicamente, no se puede hacer, y todo eso ha de estudiarse, investigarse y juzgarse.

Nosotros somos autores y ¿qué ocurre?, que se genera una situación de injusticia. Hay una serie de canciones y autores que están generando el 70 u 80% de lo que se genera y hay un fraude, porque hay productoras metidas en eso pactando trapicheos que es el que mantiene todo eso. Y luego autores que pactan eso de manera legal y otros que mediante coacciones aceptan porcentajes que no son los que marcan la ley. Hay cosas legales y otras no, y ahí entrarán los jueces. Nosotros no estamos de acuerdo pero es un tema muy pero que muy complejo.

La SGAE se rige por un sistema de votos que sale el que genera más votos y eso no les interesa cambiarlo.

De un tiempo a esta parte entraron a formar parte las editoriales, y no deberían estar autores y editoriales en el mismo negocio. Al final son muchas cosas y no es fácil darle solución y no podemos decir qué es lo que hay que hacer, lo que interesa es que sea una cosa plural, sana, que se reparta de forma equitativa y, legal, por supuesto.

¿La gira cómo se presenta?

David: Esta vez vamos a hacer algo distinto a otras ocasiones. Otras veces hemos publicado disco y arrancado a la vez promo, pegada y gira después, en esta ocasión vamos a ir tranquilos.

Con nuestro anterior lanzamiento estábamos de gira en Australia, fue todo muy rápido.

Javi: Era una manera de hacer las cosas muy frenética. En este disco hemos querido hacer las cosas como un artista grande. Haces tu disco, haces tú gira y llega un momento en que paras, te relajas sin hacer nada con ese proyecto y cuando notas que estás algo vacío y la necesidad vital te llevan a componer y forjar ideas. Después aceleras el proceso, grabas y lanzamos disco. Y ahora dos o tres meses para que la gente lo escuche y hagas una buena promo alargada en el tiempo, así que la gira para comienzos de 2018 y en recintos adecuados para llevar un buen aspecto audiovisual, igual alguna colaboración, todo bien trabajado. Hemos diseñado una estrategia diferente y más calmada.

Cuando llevas décadas de directo, ¿se pierde esa chispa de grabar un disco como casos de gigantes como AC/DC?

Javi: Yo creo que en su caso sí, son dinosaurios. Cuando eres un grupo como The Rolling Stones siempre vas a tener que tocar “Satisfaction” y no sé hasta qué punto los nuevos temas, con tantas décadas sobre el escenario, van a ser solicitados por tu público.

David: Creo que también es un error, la creatividad y necesidades te deben llevar a eso, a buscar y crear nuevo contenido, como hace Neil Young, que tiene que tocar los clásicos pero sigue grabando discos nuevos, porque tiene esa necesidad vital de huir un poco del repertorio del pasado y vivir el presente.

¿Habrá relevo teniendo en cuenta que solo MUSE o FOO FIGHTERS son capaces de llenar estadios?

Javi: El problema es que se retirarán todos a la vez, y no hay bandas al nivel. Metallica, Iron Maiden, AC/DC, ROLLING STONES… solo quedarán grandes bandas actuales como Muse y Foo y algo de relevo como Coldplay más en el pop de estilo U2 pero es cierto que no pinta bien para el rock de estadio. No veo relevo por ningún sitio, solo veo, en mi opinión a QUEENS OF THE STONE AGE con un discazo, que podría llegar a eso, pero hay muy pocos en la parrilla de salida dentro del rock, la verdad que veo muy pocos. Y en el heavy tampoco, Maiden o Metallica tampoco tendrían grandes sucesores. Hablamos de bandas de más de 50 años, pero las bandas de treintañeros lo tienen ahora muy complicado de relevar a ese nivel.

Otra salida es la de hacer grupo con súper grupos como Prophets of Rage (risas).

¿Qué lleva a que giras de gigantes agoten en unas horas y se vendan uno o dos años antes de venir a tocar?

Javi: Pues hay un poco de todo. En el caso por ejemplo de AC/DC hay un tema generacional, de muchos tipos de gente como en Guns, con madres, padres, hijos, amigos… es una reunión y luego también hay postureo, de moda, de lucir una camiseta…

David: Al final ha cambiado la manera de consumir, habrá un momento de crisis de valores, de relevo generacional pero seguramente habrá o pasará algo, será distinto pero surgirá algo aunque sea de manera diferente.

Las “Señales de humo” ¿qué esconden?

David: Hablas en un idioma, explicas las cosas claras y concisas y luego cada uno las interpreta y maneja como quiere. Para eso haces “Señales de humo” y que la gente las interprete  como quiera, y listo.

Miguel Rivera