SÔBER “La sinfonía del Paradysso”

SÔBER – “La sinfonía del Paradysso”

El Dromedario Records

sober la sinfonia del paradysso

Con 16 años a su espalda “Paradysso” sigue siendo ese disco con el que SÔBER saltó a la fama. Gracias a un trabajo impecable, lleno de grandes canciones como “Diez años”, “Arrepentido” o “Eternidad” entre muchos otros. Conforma este un elenco de clásicos en directo que, además, sigue siendo su disco más aplaudido y que marcaría su antes y después.

Es la banda madrileña una de las bandas punteras del rock metal nacional, precursores de un sonido y producciones que marcaron a fuego el camino que seguir para grandes producciones. Tan cuidadosos en los detalles y siempre intentando ir un paso más allá, les faltaba en su carrera algo como lo que en febrero ocurrió.

Madrid acogió un directo de “La sinfonía del Paradysso” para rendir tributo a este álbum tan especial en su carrera. Y no al uso, sino junto a la orquesta OCAS de Asturias conformar un concierto especial con la orquesta sinfónica que en el Palacio de Exposiciones de IFEMA colgó el sold out.

Ahora, esa reinterpretación tan cuidada se transporta a un disco “La sinfonía del Paradysso” que rinde cuentas y recupera los temazos del álbum en una interpretación que le da un aire completamente diferente. Desde las partes de viento que muestra “Lejos”, la intensidad que siempre se palpó en “Arrepentido” aquí toma mayor melancolía gracias a la orquesta.

En “Diez años” su emblema se forja en base a un estribillo que gana en lo melódico mientras que cortes como “Eternidad” o “No perdones” suenan abrumadoras y con mucho empaque. Todo brilla con un Carlos a la voz que es santo y seña del estilo musical de la banda que en cortes con instrumentos de cuerda como “Hemoglobina” y “Paradysso” ofrecen una vertiente sinfónica que eleva la de por sí, calidad de esas canciones. Potencia que suman Antonio y Jorge en un corte como “Animal” y que en “Reencuentro” supuran intensidad melódica.

Para complementar, bonus tracks “Náufrago”, “El hombre de hielo” y “Superbia” que en versión orquestal también ofrecen otro tono muy atractivo.

La banda eleva sus canciones gracias a los numerosos arreglos orquestales y la esencia de unas canciones que brillaron quince años atrás se presta más impactante si cabe. Un gran regalo para recuperar el mejor disco de la banda para muchos pero de otra manera completamente diferente.

Miguel Rivera

 

 

 

Review

User Rating

0 (0 Votes)

Summary

8Score