Luke Hemmings «When Facing The Things We Turn Away From»

Aunque se sabía pero casi por sorpresa a su vez, Luke Hemmings, cantante de la exitosa banda 5 SECONDS OF SUMMER, se presenta en pleno calor estival con un intenso disco en solitario «When Facing The Things We Turn Away From»

Reconocible en su voz, Luke sorprende con un disco de grandes canciones de bonito envoltorio, en un viaje musical de diversos pasajes y diferenciados en un inicio más enérgico para albergar después un emocionante camino musical.

Si sorprendieron con «CALM» con 5SOS ahora Luke sabe manejarse a través de las emociones, teclados y temas acústicos con un endiablado estilo.

Construye un álbum de rock clásico para aderezarlo todo de belleza melódica, bañando de romanticismo y calidez sus canciones bajo su voz. Ese tirón emocional que le conocemos se multiplica sin miedo y moviéndose libre, sin ataduras, en grandes canciones a las que quizás les falta la energía y grandilocuencia de su parte inicial en conjunto.

Hennings hace frente a las dudas, reflexionando sobre la juventud y el caos del éxito con su banda, llegando joven a esa madurez que debes tener para no perder el control y que ha querido reflejar en medio de una pandemia.

Hay luz y oscuridad musical, desde el brillo ampuloso de esa inicial «Starting line», que te envuelve, lo mismo que en el estilo ochentero de la espectacular «Saigon», como si de otra época se tratara factura un emocionante corte con un estribillo edulcorado y de producción impecable, demostrando su talento vocal.

Esa línea clásica la refleja también con efectos en «Saigon» en un tema muy bailable en su estribillo, con esencia muy disco, para relajar de golpe el ritmo en el tono acústico de balada en «Place in me». La suavidad y buen gusto vuelven por «Baby blue», otra de las mejores canciones del álbum, que basa en el tino de melodías contagiosas y romanticismo.

La tranquilidad y tiempos calmados a guitarra acústica se alzan en el disco como con «Repeat» con su voz liderando una sencilla función, para crear un corte intimista de perspectiva adolescente en «Mum» y mostrarse más épico en «Diamonds» y orgánico y casi progresivo en un «A beautiful dream» a medio camino entre Muse y Stranger Things.

Luke demuestra mucho talento emocional en un disco tan intimista como valiente, un buen revulsivo y fórmula notable para los que gusten de su voz y gusto musical más personal que en su banda.

Miguel Rivera

Review

User Rating

5 (2 Votes)

Summary

8/10Score