Pale Waves «Who am i?»

Dirty Hit

La banda inglesa Pale Waves no da puntada sin hilo. La joven formación ha sabido, desde sus inicios, muy recientes por cierto, conjuntar un estilo visual marcado con lo sonoro, y la «marca de la casa» se consolida en su segunda obra.

La formación liderada por el carisma, presencia oscura y emocional voz de Heather Baron-Gracie lanzaba en 2018 un aplaudido debut «My mind makes noises» que servía como inicio más que prometedor para una banda que rendía de alguna forma homenaje al sonido oscuro de los 80, con melodías pop entrelazadas con sintetizadores para crear una burbuja musical adictiva.

Las nuevas direcciones que marcan en su segunda obra que se lanza hoy «Who am i?» sirven para expandirse, consolidarse entre sus oyentes y, seguro, acaparar la curiosidad de nuevos fans.

Once nuevas canciones donde tenemos ritmo, romanticismo, el deje oscuro de su primer lanzamiento pero más preciosista, creando una obra de indudable gusto con reminiscencias y base pop en sus melodías. Ese tino sencillo y pegadizo lo encontramos en un tema que ya adelantaron «Change», con ese estribillo repetitivo y con sumo gancho. Esas directrices pop rock se dejan notar más si cabe en las líneas de radio fórmula de «Fall to pieces» a lo edulcorado y bien tratado de la belleza sonora de «She’s my religion».

Tienen tiempo para hablar del amor en la era digital «Wish you were here» pasando por el toque oscuro y romántico (lo vimos en su vídeo) de «She’s my religion». El caso del medio tiempo «Easy» como en otros tantos, nos deja recuerdo de los tiempos de «Let got» de Avril Lavigne, sabiendo equilibrar muy bien guitarras y sonidos edulcorados en sus estribillos, amén de la bonita voz de Heather. Hits de pop rock ochentero y vibrante como «Tomorrow», algo más eléctricos pero sentimentales siempre «You don’town me» al estilo country que gusta a su líder en la acústica «Odd ones» para con piano despedir emocionados «Who am i?»

Pale Waves dan una lección de buen gusto, tiñendo de melodías pop un disco menos oscuro, más vital aunque emocional para seguir adelante con perspectiva a pesar de la «oscuridad» del momento.

Miguel Rivera

Review

User Rating

0 (0 Votes)

Summary

8/10Score

UA-67544125-1