El sector del directo en Francia realizará una serie de conciertos para «probarse»

En un momento en el que la pandemia sigue aumentando por toda Europa, con nuestro país, España, en plena tercera ola, se hace complicado poder pensar en grandes eventos en un futuro a medio plazo.

La asociación francesa de música en vivo, Prodiss, ha formado un grupo de trabajo para conciertos de prueba, dirigido por Jean-Paul Roland de Eurockéennes, junto a Marie Sabot y Armel Campana del festival Main Square

La idea es poder realizar un primer concierto de prueba en el estadio cubierto Zenith de París, con capacidad para más de 6000 personas, una vez les de luz verde el gobierno galo. Según el propio Roland, ya han hablado con laboratorios, científicos y epidemiólogos, así como con el Centro Nacional de Música para poder costear el proyecto, pero tendrán que esperar la decisión final de la parte más importante, el Ministerio de Cultura y el departamento de salud.

La idea es sacar conclusiones en las semanas posteriores a la realización, con el foco puesto en la planificación de test PCR o saliva.

Se busca experimentar de cara a posibles festivales de verano y grandes giras, que requieren de mucho tiempo de planificación dado el tamaño de las mismas. El objetivo es enviar un mensaje de esperanza y «lograr un verano de festivales».

UA-67544125-1