SIDECARS «Ruido de fondo»

SIDECARS – «Ruido de fondo»

Warner Music

sidecars ruido de fondo

Que las ganas no decaigan, que el ritmo no pare, que lo positivo triunfe y que la música nos una y nos deje volar en nuestra imaginación. Esas premisas son las que a mi modo han primado a la hora de lanzar «Ruido de fondo», el nuevo trabajo de SIDECARS. Llega en un momento, en un año de causa efecto complicado, en medio de una pandemia que ha llevado a músicos y grupos a pensárselo mucho, más teniendo en cuenta que es un año sin giras, o al menos no en el corto plazo. Y lo hace dando un golpe en la mesa, con un pisotón en la lista de ventas al reggaeton siempre dominante, y echando a un lado a Ozuna.

Así puestos y como bien deja claro Juancho en nuestra reciente entrevista, él agradece aquellos músicos y bandas de los que es seguidor, que lancen discos en momentos de incertidumbre, un regalo que vendría a ser este nuevo disco, sexto ya, siguiendo su rutina de álbum cada dos años. Este escuadrón suicida liderado por Juancho, Ruly y Gerbass nos ofrece uno de sus álbumes más completos y variados, gustándose y gustando a base de la elegancia de la que impregnan sus canciones.

Un trabajo redondo en un «Mundo imperfecto» clase rock y melodía contagiosa, para brindarnos en «Garabatos» un tema muy de factura Leiva, en un corte melódico más intimista, dulce en su sentir mientras que «Galaxia» maneja ese tiempo más añejo, con uno de sus mejores estribillos. La banda siempre se ha manejado en los tiempos lentos, dulces como pez en el agua. Juancho ofrece un tono intimista en «Detrás de los focos» que justo en su estribillo coge intensidad, convirtiéndose en algo más intenso.

«La noche en calma» es la nana musical rockera de brillante inicio a piano que fue el single de lanzamiento y con el que convencen y atrapan. Suave, delicada y llena de brillo en su estribillo, una nana trasnochada de sabor clásico que es de lo mejor también junto a su «Golpe de suerte» volviendo a brillar los teclados de Valdehita y un estribillo ideal, brillante, destacando también la sencilla, dulce y romántica «Quién sabe». Es aquí cuando Juancho aprovecha para fundirse emocionalmente en lo vocal con la bella voz de Angie Sánchez para con «Ruido de fondo» redondear su función en un tono de rock clásico mágico.

En definitiva, SIDECARS vuelven a dar una lección de buen gusto en un disco completísimo, una pequeña montaña rusa de sabor a rock clásico añejo, con medios y baladas bajo producción de Nigel Walker que da sentido y brillo sonoro a todo.

Miguel Rivera

Review

User Rating

0 (0 Votes)

Summary

8/10Score

UA-67544125-1