SIDECARS

RUIDO E ILUSIÓN ANTE LA INCERTIDUMBRE

Si nos ahorramos los matices, podemos decir ya que 2020 es un año de mierda. Así lo muestran Juancho y Ruly, pero ante ese denominativo común, ellos abrazan un nuevo trabajo «Ruido de fondo» que supone otro paso adelante más de una de las mejores formaciones nacionales. En lo personal, siempre es un gusto tener buen trato, risas y charlas con gente tan llana que siempre te trata como un amigo. Son muchos años y mucha historia, desde sus comienzos en salas pequeñas hasta ahora, donde SIDECARS han hecho ese «ruido» para llegar bien alto, con ese trabajo, tesón y grandes canciones que siempre han sido santo y seña. En un mal año se marcan algunos de sus mejores temas, un disco que degustar una y otra vez para sacar todo su jugo, que es mucho y bueno. Nos subimos a las alturas con los dos en la azotea del Hotel RIU Plaza de España, un reencuentro distanciados, con mascarillas pero siempre cercano en lo que hablamos. Un gusto, como volver a escucharles en un año que, como su disco, quedará en el recuerdo, uno en lo malo y otro en lo bueno.

sidecars 2020

¿Cuál creéis que ha sido el «Ruido de fondo» de este año?

Juancho: Yo creo que es sin duda la incertidumbre que todos tenemos, independientemente de los dramas vividos por mucha gente. La incertidumbre es generalizada, a nosotros nos coge grabando un disco, a otros en medio de una gira, a otros en un bar, un hotel, un ERTE… todos vivimos con ella a nuestro alrededor, esperando que todo acabe pronto y la sensación de que no va a ser así.

Si hubierais gestado las letras de este disco en pandemia, seguro os hubiera influido.

Juancho: Por supuesto, sin duda. Yo las pocas cositas que he empezado a escribir este año, sin quererlos estás influenciado, porque al componer estás sujeto a lo que ocurre en tu entorno, y ahora mismo es muy complicado escribir sin hablar de lo que sucede, sin poder aislarte. Este disco, aunque hay canciones como el single que parece que habla un poco de esto como un canto a la esperanza, realmente habla de otras cosas. La primera canción la escribí en La Casamurada grabando el disco anterior que es «Looping star», desde ahí he ido escribiendo hasta que nos metimos a grabar, siendo la última en enero y claro, hemos hecho una criba pero hablan de cosas que nos han ido ocurriendo y que han ido pasando. He hecho el ejercicio, no sé sin querer o a propósito de hablar un poco más de mi y menos en segunda persona. Da un poco de vértigo pero creo que me va a acercar un poco más a la gente.

sidecars riu plaza de españa

Anímicamente, ¿cómo se afronta lanzar un disco en estos tiempos, aunque mejores que en cuarentena?

Ruly: Este año teníamos pensado estar parados, hemos tenido la suerte que no han tenido otros, por ejemplo nuestros amigos de Miss Caffeina o Leiva mismamente, que tenían el verano de su vida en cuanto a conciertos y festivales y es duro, pero nosotros solo teníamos un festival que se aplazó a octubre. En lo que respecta al tono anímico, pues el primer bolo al que volvamos, será un poco shock, por un lado al encontrarte a la gente y por otro con respecto a nuestra propia crew, de pronto estás rodeado de tu gente, a la que abrazabas y no ves, y ahora con mascarillas, a distancia, sin tocarnos, será un poco raro. Nosotros podemos jugar con que nosotros no habíamos sacado la gira, y teníamos más margen de maniobra. Además, con cada disco nos reinventamos, y hacemos eléctrica y luego gira acústica y ahora lo vamos a invertir, arrancando con teatros que parece que se respetan más.

Hay una parte en la que nosotros hemos decidido no hacer según que cosas, como grandes recintos eléctricos. Pudiendo girar teatros primero, preferimos esperar no ir a un gran recinto y que parezca el hospital del Ifema, con perdón, pero que sea un sitio muy grande con grandes distancias entre el público transmitiría una sensación muy rara, y queremos que ese día sea de fiesta.

Juancho: Los teatros parece más «fácil» de hacer, más seguro y responsable quizás, que garantiza las distancias al estar sentados. Las giras de teatros siempre han sido pilares esenciales en nuestra carrera y lo que dice Ruly, tenemos la suerte de poder cambiar la gira. Ahora hacer pabellones o ampliar recintos no es posible, tendrá que esperar, de momento hemos empujado fechas y atrasar la carretera. Queremos tocar pero no a toda costa, ni de cualquier manera, por eso grandes recintos para cuando se pueda en otras circunstancias y empezar con una gira de teatros segura. Hacer un concierto en un pabellón de 15000 con 3000 personas nos da un bajón emocional e intentamos evitarlo por ahora.

sidecars

¿Creéis que desaparecerán grupos con todo esto?

Ruly: Yo espero que no, pero el golpe que supone a los recintos va a ser muy grande, tanto para promotores, como grupos y recintos o salas. Las grandes bandas y giras se repondrán, o queremos pensar en ello. Un macrofestival tiene muchas marcas detrás, y ellas estarán deseando volver. En cuanto a las bandas dependerá mucho de si han dado el paso de apostar por esto al 100% o lo compaginan con trabajos, y de cuánto se alargue esto también.

¿Contentos con el resultado del disco?

Juancho: Muchísimo, ha sido el disco más duro en cuanto a la responsabilidad, trabajando muchísimos meses sin terminar de cerrarlo nunca, con cosas que pulir, siempre veíamos mejora. En octubre o noviembre repasamos todo y hemos terminado el mastering en agosto. Nigel ha trabajado durísimo, con la misma obsesión que nosotros. Todo ese esfuerzo creo que se refleja en el álbum. Es una suerte poder lanzar un disco en un momento tan raro, porque para mi que una banda que te gusta saque nuevas canciones ahora es de agradecer, es un regalo como fan, y un buen momento para recibirlo.

Ruly: Tanto por la situación como el esfuerzo que ha supuesto, estábamos con el culo más apretado, haciendo que perdiéramos un poco de perspectiva pero lo escucho y estamos súper orgullosos de cómo suena, del resultado, de todo en general. Es una putada también lanzar el disco y que no tengas ya mismo una gira porque parece que sin eso no es tan importante, pero el disco lo es aunque haya que esperar un poco.

sidecars

¿Pensáis que el público volverá con las mismas ganas a meterse en conciertos?

Ruly: Es un tema de responsabilidad común, esto es como un jardín que tenemos que cuidarlo entre todos. Si la banda, la crew, la oficina y el recinto es responsable, la gente también debe serlo, porque es a quien está dirigido todo esto, y somos todos juntos los que conseguiremos que esto vuelva.

Juancho: Al final, al aceptar este cambio de tipo de gira, con teatros y otro show tratamos de ofrecer y demostrar al mundo que queremos hacer una gira, o lo más que se pueda, porque los factores externos no dependen de nosotros, pero sí garantizar una gira con distancias y en la medida que se pueda será una gira segura, aunque todo mejore, par que la gente también se sienta bien y tenga ganas de salir. Nuestro mánager nos dice mucho que después de las grandes crisis, históricamente, hay una tendencia de que la gente se lanza a la calle y al ocio. Puede que nos encontremos en unos meses con gente que quiere y desee hacer planes, salir, verse y disfrutar con los amigos, y que eso juegue un poco a favor de nuestro oficio.

¿Cómo ha sido vuestro verano, habéis sido un poco balas perdidas o habéis mantenido la compostura?

Juancho: Para nada, me da vergüenza hasta decirlo (risas), pero todo lo contrario. Hablo por los dos, hemos estado muy tranquilos, también asustados, y yo sigo teniendo un poco de vértigo, de miedo de juntarme con la gente, de hacer cosas normales. Hemos viajado poco, he leído mucho, hemos cenado juntos alguna vez, pero de forma muy tranquila que también hacía falta. Si vemos un halo de luz, llevamos muchas giras constantes, y yo que voy de músico de Leiva, llevaba desde 2014 sin parar y casi sin vacaciones, así que quizás me hacía falta.

Ruly: Yo soy bastante ermitaño, voy del local a casa y de casa al local, es muy diferente el Ruly de ahora del de la gira anterior. El mismo plan que Juancho, además, me genera más ansiedad una Gran Vía llena de gente que quedarme en casa leyendo dos meses enteros o finiquitar series que tenía en mente.

sidecars

Como gremio, ¿os sentís olvidados por las instituciones?

Ruly: Total y absolutamente. Es vergonzoso no solo el trato hacia los músicos, con más o menos suerte, pero todo el sector de profesionales que hay detrás se encuentran con el culo al aire. Cuando pasan cosas de estas a la cultura nos dan por el culo y cuando las cosas van bien, todo el mundo aprovecha para decir que la vida es cultura, que Madrid es cultura y que también son sus salas, sus grupos. ¿Qué pasa con todo esto? que la próxima vez que digan que «Madrid es cultura» te darán por el culo. No pedimos que nos den pasta ni nos rescaten, pero que nos dejen trabajar, porque no hay nadie al volante.

Juancho: Yo entiendo que hay prioridades y que hay cosas que van a la cola, y personalmente lo entiendo, asumo y respeto. Si se está muriendo gente nadie va a pensar qué hacemos con los conciertos, igual que pienso que es una putada los que tienen un club de noche no pueden abrir. Es una mierda, y sin duda en la música estamos esperando a que alguien nos diga algo y estamos abandonados, que no haya ese vacío porque es una gran impotencia, pero también entiendo esas prioridades y que somos los últimos, pero entonces también los toros deben estar al mismo nivel.

La portada del disco, realmente bonita, ¿resume quizás un poco la esencia del año?

Ruly: Este disco es como un poco todo premonitorio, que me lleve de aquí lejos. Las fotos internas las hizo nuestro amigo Sergio Albert, con quien hemos currado ya varios discos, además nos vimos para ello justo después del confinamiento, y fue raro. Al final el disco es una cosa bonita que sale en un año de mierda pero que queda para toda la vida, y eso es una lucecita encendida entre todo lo malo, haciendo que siguiéramos con la cabeza presente tras tres meses encerrados.

Juancho: El arte es de Álvaro Fajardo y una vez más le hemos dado canciones para que él lo llevara a ese terreno. Tiene mucha sensibilidad y ha sabido encontrar muy bien lo que queríamos, con elegancia, cierto toque Banksy. Y para cerrar, es una suerte salir de casa y poder currar, lanzar este disco, juntarnos aquí y hablar de algo en lo que hemos trabajado un montón y hacerlo real, es una esperanza.

Ruly, fuiste a ver Tenet al cine, si hubiera una inversión en el tiempo, ¿irías a 2019 o darías el salto a 2022?

Ruly: Te diría que quizás no volvería atrás porque mi gira anterior en lo personal fue un poco jodida, y para adelante me da vértigo, pero estoy seguro que sería muy complicado que fuera peor que 2020.

Juancho: Yo me iría a finales de los 60 y grabaría «Sgt. Peppers» .

Y entre risas, como siempre, terminamos. Gracias por vuestra naturalidad y gran trato siempre.

Gracias a ti, siempre.

Miguel Rivera

UA-67544125-1