VALIRA

Supernova emocionante

La banda liderada por Juan Zanza regresa con su segunda obra «Supernova» ese disco que asienta la base de una formación exquisita en su elaboración y forma de componer. Juan es un músico con alma de cantautor y se nota en sus formas, a la hora de cantar y ser, mostrándonos esas emociones musicales como pocos consiguen. El músico de Valencia sigue construyendo los cimientos de un grupo que, ya es uno de los grandes baluartes musicales de los últimos años. Como hiciéramos en su anterior álbum, volvemos a hablar con él, en esta ocasión en la distancia dadas las circunstancias.

¿En qué momento os encontráis?

Juan: Pues ahora mismo nos encontramos con los ensayos, poquito a poco y esperanzados, aunque pinta un año difícil, nosotros estamos algo más animados.


¿Qué feedback habéis tenido con los primeros singles y cómo afrontas un año raro e incierto sacando un ahora disco nuevo?

Juan: La acogida de los singles ha sido muy buena, y teníamos miedo justo por lo que comentas. Está todo muy raro, la gente igual está algo quemada de las redes, los móviles y la cuarentena, pero es cierto que siguen escuchando mucha música y muy atenta con lo que están haciendo las bandas. Nos está descubriendo mucha gente nueva y, como dices, hay nuevos elementos más electrónicos para el disco, con capas de sintes que igual para nosotros nos parece un abismo, pero para el oyente tienen coherencia y eso ha gustado. Tenía curiosidad de cómo lo recibirían y la respuesta es muy buena.

En lo que respecta a sacarlo en pandemia, es un tema más delicado porque tenemos la concepción de sacar discos y girar, con conciertos en primavera y en verano hacer festivales, una concepción clásica que ahora ha cambiado y se ha dado la vuelta. Nos va a fastidiar porque no parece que se vaya a arreglar todo y tendremos que posponer lo eléctrico a después de verano, para dedicarnos ahora a hacer algunos acústicos con formato reducido.

El disco, ¿se compuso en confinamiento?


Juan: Estaba a medias, la música sí, pero las letras nada de nada y cuando vino la cuarentena me dije “voy a pegarme la panzada”, me vino toda la inspiración así que el verano fue de mucho curro junto a Pau Paredes, el productor, teletrabajando, intercambiando ideas por internet, videollamadas, todo en la distancia que era la única forma.

No sé si te ha influenciado excesivamente la cuarentena.


Juan: Creo que se ha juntado que tuve un buen momento de inspiración. Hay épocas en las que no encuentras lo que realmente quieres expresar, y me siento afortunado de haber sido creativo en un momento en el que hubiera sido angustioso no tener ideas o fuerzas por la situación, pero creo que por lo que he visto en otros músicos, ha sido todo muy inspirador para seguir trabajando. Los que creamos sabemos un poco aislarnos también del entorno para sacar las cosas hacia adelante.

¿Cómo se lleva un momento tan incierto a la hora de cerrar conciertos en los meses venideros?


Juan: Pues es complicado, genera desgaste en la banda y en el público, creando una montaña rusa de emociones. Creas una ilusión sobre fechas en un calendario y ya tuvimos que cancelar tres veces. Primero en verano, después también y, ahora, con el comienzo del año igualmente, y acaba cansando porque te haces ilusiones y luego se te cae todo encima. Ahora voy con cuidado, voy con la mentalidad de no esperar nada en este año y todo lo que venga bienvenido será. Afortunadamente la gente es súper comprensiva, y no hemos tenido queja alguna, saben entender la situación e incluso te animan diciéndote que estarán cuando todo mejore.

Colaboraciones como Izaro y Veintiuno, ¿cómo surgen?


Juan: A Izaro yo no la tenía muy controlada pero mi novia es muy fan. Empecé a escucharla y me pareció super guay lo que hacía. Buscando colaboración para “Algo invisible” surgió la idea y nuestro manager es íntimo de la manager de ella y le encantó la idea. Todo ha sido por videollamada y no nos hemos conocido aun pero es un amor de tía, con un talento brutal.
Con Veintiuno habíamos coincidido en un festival en Castellón y Fer, nuestro guitarrista, tenía relación. Para el tema «Gravedad» pensamos en ello y lo comentamos y a Diego, cantante de Veintiuno, le encantó el tema. Cuando vayamos a Madrid esperamos poder colaborar y cuando vengan a Valencia lo mismo.

Diego (Veintiuno):, ¿cómo conoces a Valira?

Diego: Habíamos coincidido en un festival me impresionó mucho su directo, no tenía referencia de ellos porque acababan de comenzar, y me quedé con ello en la retina y, en especial, con la respuesta de la gente. Además, por un amigo común supe que Juan era seguidor de Veintiuno y cuando me ofreció colaborar le dije que estaría encantado de poder hacerlo.

¿Cómo fue trabajar en la distancia?

Diego: Pues ha sido un poco la tónica habitual desde que comenzó el confinamiento, es una dinámica adquirida y la única forma de trabajar si lo que no quieres es estar con las manos en las rodillas llorando. Es algo muy natural y sencillo, nosotros en Veintiuno trabajamos mucho más desde casa y pre-produciendo en la distancia que en el local, que casi más tocamos, charlamos y tomamos cerveza que la maquetación, que es algo que hacemos cada uno desde casa.

Izaro, en el caso de tu colaboración, ¿cómo fue y que te lleva a participar en «Algo invisible»?

Izaro: Recibí un email de Juan con el tema y me proponía colaborar. La invitación era sincera y después escuché la canción. A la hora de decidirme veo si me gusta o no un tema, y si siento vibra con el artista, en este caso fue así, muy sencillo.

«Algo invisible» comienza hablando de balcones y ventanas, ¿qué tal llevaste esos días?

Izaro: Sí, cuando la escuché pude «viajar» a su ventana y su calle, siempre me ha fascinado imaginarme a gente en sus vidas, en su cotidianeidad, y fue bonito compartir esa vista con Valira. En cuanto a esos días, me refugié en la simpleza, me organicé rutinas que me iban bien y saqué jugo al descanso mental.

Una portada muy espacial, ¿qué te gusta del espacio?


Juan: Pues no lo sé. Desde hace muchos años soy súper friki de la ciencia ficción siendo Blade Runner mi peli favorita. Ya había una canción “El replicante” que hice con 18 años que no se parece en nada a la de ahora, y hablaba del espacio y me apetecía un montón contar una historia con metáforas al espacio, desde «Un faro en el vacío», «Luz errante», «El replicante»… hay un homenaje que me apetecía explorar.

Ya que has dicho lo de la película, ¿qué te pareció Blade Runner 2049?


Juan: A mi me gustó, la fotografía me parece una pasada y Gossling me gustó, con ese gesto en el que no sabes qué está pensando y con un buen guion, aunque la primera tenga una magia insuperable.

¿Habrá posibilidad de festivales o lo ves complicado?

Juan: Creo que los festivales gigantes no se van a hacer ni de lejos y veremos el año que viene, se me hace complicado, tiene que estar todo muy controlado. Creo que este año se apostará más por ciclos, o temas de un día con medidas concretas, algo festivalero más pequeño. Creo que sí se harán cosas de Ayuntamientos, una programación diferente, pero aventurarse ahora es una locura, puede empeorar o mejorar, aunque esto segundo es lo que parece que se dará.

¿En qué ha cambiado el sonido con respecto al primer disco?


Juan: Creo que hay mayor madurez en las canciones, sabiendo un poco más lo que queríamos transmitir en los temas. En el primer disco quizás experimenté un poco más, con una electrónica que aquí está mucho más cuidada, capas de arreglos, en el sonido y he querido transmitir lo mismo con un poquito menos de letra. Me siento muy contento a nivel compositivo.


¿Qué esperas de un año incierto pero con disco nuevo bajo el brazo?


Juan: Ahora mismo tengo nervios buenos y me va a durar por lo menos otro mes. He notado que estoy más feliz, creo que en gran parte por el buen momento personal como grupo, poniéndonos los pelos de punta cuando ensayamos y con sensaciones muy buenas. Esperamos que llegue a mucha gente, y a otra nueva, que le transmita cosas y poder configurar un buen directo con los mejores temas de cada disco. Ojalá dé respuesta a la gente que tenía ganas de seguir vibrando con Valira.

Miguel Rivera

UA-67544125-1